Recuerdos con futuro

Un colectivo local lanza una campaña para recoger historias del refugio, sitio que marcó a generaciones de mendizales

09.02.2020 | 09:05
Paquita Bretos fue la primera en contar una historia y recibir la teja-souvenir inspirada en las conocidas postales del artista Carlos Klett.

La reapertura del refugio Ángel Olorón será una fecha que entrará en la Historia del montañismo navarro, pero también tiene una gran carga simbólica y emocional para muchas personas que han sido protagonistas de la intrahistoria de este refugio desde su gestación en los años 60, su inauguración en los 70, su cierre a principios de este siglo y su resurrección .... Algunas de esas personas ya no están y otras sueñan con poder conocer ese día. Entre ellas se encuentra Paquita Bretos, viuda del montañero Ángel Olorón que dio nombre al refugio. Al día siguiente del arranque de las obras de rehabilitación cumplió 92 años y ahora espera poder llegar, tan bien como está, al momento en el que el edificio reabra sus puertas. En el acto de la primera piedra de la reforma el colectivo Txantxalan de Burgui le entregó un regalo especial: la primera teja reciclada y decorada con un dibujo inspirado en una postal del artista Carlos Klett. Fue el primer paso de esta sencilla iniciativa para promocionar la zona. Se llama Belagoa gogan/ Recuerdos con futuro. Trata de recopilar historias y anécdotas de la primera época del refugio a cambio de este souvenir. Más información en www.belagoagogoan.wordpress.com.