Los Mossos hallan el cuerpo de Janet Jumillas en una nave

La joven lleva desaparecida desde el 13 de marzo y su presunto asesino, en prisión desde el 9 de mayo

09.02.2020 | 10:08

pamplona - El cadáver localizado ayer por los Mossos d'Esquadra en una nave abandonada de El Prat de Llobregat corresponde a Janet Jumillas, la vecina de Viladecans desaparecida y cuyo presunto asesino fue arrestado precisamente hace tres semanas en Cornellà. Los investigadores no tienen ninguna duda de que se trata de la mujer, y a última hora de la tarde de ayer, dos policías se dirigían al domicilio de la familia a comunicar el hallazgo a los padres y el único hermano que queda vivo, según La Vanguardia.

Agentes de la Policía Científica y de la Unidad Central de Desaparecidos de la policía catalana trabajan desde ayer en el escenario. A las ocho y media de la tarde, los servicios de la funeraria se llevaron el cuerpo hasta el Instituto Anatómico Forense para realizar la autopsia al cuerpo de la mujer.

Por el homicidio de Jumillas permanece en prisión preventiva desde el pasado 9 de mayo Aitor G.P., a quien los Mossos vieron tirar una semana después de la desaparición de la mujer unas gafas rotas de la víctima y dos mochos de fregona empapados en sangre, que también manchaba las paredes y el suelo de su casa en Cornellà, donde había pintura reciente en parte de la vivienda.

Jumillas, de 39 años y madre de dos hijos, acudió el 13 de marzo a hacer unas gestiones en la oficina de la Agencia Tributaria de Cornellà y aparcó su vehículo cerca de ese lugar, situado a pocos metros del piso de Aitor G.P.

mensaje de voz Tras hacer las gestiones en Hacienda, Jumillas envió un mensaje de voz a su sobrino, informándole de que ya había acabado y que en media hora llegaría a Viladecans, en la que fue su última comunicación con su teléfono móvil.

Los Mossos iniciaron una investigación ante la denuncia por la desaparición de Jumillas, en la que descubrieron que Aitor G.P., vinculado al menudeo, había mantenido comunicaciones con la mujer en los días previos a su desaparición, por lo que fue citado en comisaría el 21 de marzo.

Ese mismo día, Aitor G.P. fue observado tirando en el interior de un contenedor bolsas de basura en las que se hallaron unas gafas rotas propiedad de Jumillas, un trozo de cuerda con cabello y dos mochos de fregona empapados en sangre de la mujer. - D.N./Efe