Un policía fuera de servicio reanima a un ciudadano en parada cardiorrespiratoria

El agente de la Policía Nacional le realizó masaje cardiopulmonar hasta la llegada de la ambulancia

09.02.2020 | 12:08

PAMPLONA - Un agente de la Policía Nacional que se encontraba fuera de servicio salvó la vida a un hombre de 77 años que el lunes sufrió una parada cardiorrespiratoria en el barrio pamplonés de San Jorge. El policía nacional le realizó las maniobras de reanimación cardiopulmonar hasta la llegada de una ambulancia que lo evacuó al Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), donde ayer evolucionaba favorablemente.

Los hechos sucedieron sobre las 19.30 horas del lunes en la plaza Doctora Juana García Orcoyen de la capital navarra cuando el agente, que se encontraba practicando deporte al aire libre, observó que un hombre se encontraba desplomado en el suelo víctima de un infarto. "Había salido a correr y vi una persona tendida en el suelo. Cuando me fui acercando vi que tenía las piernas en alto y que estaba morado, así que me detuve", explica Alberto M., de 36 años y natural de Zaragoza, que lleva tres años destinado en la Jefatura Superior de Policía de Navarra.

El policía acudió a auxiliar el hombre e inició las maniobras de reanimación cardiopulmonar hasta la llegada de la ambulancia medicalizada. "No respiraba y al comprobarle el pulso vi que lo tenía muy débil, por lo que le levanté el torso ligeramente mientras seguía tendido en el suelo para ver si recuperar la respiración. Como no lo hacía, lo volví a tumbar y le practiqué la reanimación cardiopulmonar hasta que recuperó la respiración, que era leve pero continua. A su lado había una persona que parecía familiar suya que ya estaba hablando por teléfono con el 112", relató ayer el agente.

Aunque el policía había realizado prácticas de RCP durante su formación en primeros auxilios en la academia policial, fue la primera vez que tuvo que poner en práctica los conocimientos adquiridos. "No sé si estuve realizando el masaje durante 2 o 20 minutos. Sólo se que llegó la ambulancia y los sanitarios le dieron varias descargar con el desfibrilador hasta que consiguieron estabilizarlo y lo trasladaron al Complejo Hospitalario de Navarra".

Alberto M. se acercó ayer por la mañana al CHN para interesarse por el estado del hombre y los médicos le dieron buenas noticias. "Está recuperándose y probablemente no le queden secuelas. Salvarle la vida a una persona es una actuación que llena más que cualquier detención o delito esclarecido", concluyó el agente de la Policía Nacional. - J.M.S.