El trágico suceso ocurrió el domingo

Conmoción en Carcastillo por la muerte en Montblanc de un niño atropellado por su madre

Los padres del menor son naturales del pueblo navarro, donde viven sus abuelos

09.02.2020 | 14:29
Bandera a media asta y con un crespón negro en Montblanc.

Los padres del menor de 3 años, Gaizka Díaz Castillo, son naturales del pueblo navarro, donde viven sus abuelos.

PAMPLONA - La localidad de Carcastillo se encuentra consternada desde el domingo, cuando se produjo el fallecimiento de un niño de 3 años, Gaizka Díaz Castillo, cuyos padres son naturales del municipio navarro y donde residen sus abuelos maternos, que fue atropellado con el vehículo con el que estaba maniobrando la madre en Montblanc (Tarragona). Aunque los padres del menor residen actualmente en Coscojuela de Sobrarbe, en el término municipal de Aínsa (Huesca), habían acudido a pasar el día al pueblo tarraconense.

El trágico suceso ocurrió el domingo, cuando al parecer el todoterreno se averió poco antes de las 19.00 horas en una zona de aparcamiento, dentro del casco urbano. Al parecer, la familia estaba veraneando en Salou junto a otra familia de la misma oscense y ambas decidieron ir a Montblanc y ver el Festival del Lego (Brickània), según informó el Diari de Tarragona.

Durante el camino, pararon a repostar y, según este medio, habrían podido confundir el combustible del todoterreno y llenaron el depósito de gasolina y no de gasóleo, lo que habría provocado que el coche tuviera problemas en el aparcamiento cuando decidieron volver a Salou. Cuando la grúa acudió al lugar, la madre maniobraba el todoterreno para colocarlo en ella, momento en el que el niño sufrió un golpe en la cabeza.

La familia llevó al menor inconsciente y en parada cardiorrespiratoria al ambulatorio, donde no se pudo hacer nada por salvar su vida y terminó falleciendo. Desde del centro de salud se movilizó un helicóptero del SEM (Servicio de Emergencias Médicas) para trasladar al pequeño al hospital de Tarragona, aunque finalmente no fue necesaria su intervención.

El fallecimiento del menor causó una honda conmoción en Carcastillo, donde residen los abuelos maternos del pequeño, así como un tío, y de donde se marchó el matrimonio hace unos años para afincarse en el municipio oscense de Aínsa, donde regentan un negocio de hostelería rural.

Desde el Ayuntamiento de la localidad se lamentó lo ocurrido, al tiempo que se pusieron a disposición de la familia del menor, al igual que lo hicieron el Ayuntamiento de Montblanc y el Ayuntamiento de Aínsa, que decretaron ayer tres días de luto. - J.M./Agencias