muerte de Fermín Jiménez y sus dos hijos

La Audiencia deniega salir de prisión al hijo mayor del autor del triple crimen de Cáseda

Estima que hay indicios de que participó en los hechos y que hay riesgo de fuga

09.02.2020 | 14:37
Momento en el que los investigados comparecieron en el juzgado de Aoiz.

La Audiencia Provincial de Navarra estima que hay indicios de que participó en los hechos y que hay riesgo de fuga

PAMPLONA - La Audiencia Provincial de Navarra ha rechazado dejar en libertad al hijo mayor del autor confeso del triple crimen de Cáseda al considerar que existen indicios de su posible participación en los tres delitos de homicidio o asesinato que se le imputan. Además de Juan Carlos Jiménez Jiménez, permanecen en prisión actualmente su padre Juan Carlos y su hermano Emilio, detenidos pocos minutos después de los hechos.

El investigado presentó recurso contra el auto dictado por el Juzgado de Instrucción número 2 de Aoiz que decretó su ingreso provisional en prisión por la muerte de Fermín Jiménez Echeverría, de 50 años, y sus hijos José Antonio y Cristian, de 20 y 17 años, quienes recibieron sendos disparos de una escopeta de caza en plena calle de Cáseda el 19 de septiembre de 2018, tras una pelea con los tres varones que se encuentran en prisión. Ambas familias estaban enfrentadas por la relación que mantenían dos parientes suyos, que acababan de reconciliarse y presenciaron lo ocurrido.

El joven, que tenía 22 años cuando sucedieron los crímenes, alegó en su recurso que no había intervenido en los hechos que determinaron las tres muertes, que no estaba acreditado que conociera la existencia de las armas que se encontraron en el vehículo posteriormente (dos escopetas, cuchillos y palos), y que tampoco tenía noción de que su padre o hermano pudieran tener la intención de usar dichas armas. Además, argumentó que no tenía intención de eludir la acción de la justicia, dado su arraigo, o que pudiera destruir pruebas o atentar contra otras posibles víctimas o testigos.

EN EL MISMO VEHÍCULO Y CON ARMAS Frente a ello, la Sección Primera de la Audiencia Provincial destaca en el auto de desestimación el hecho de que el investigado llegó a Cáseda "en el mismo vehículo que su padre y su hermano" y que al viaje había sido "precedido por una fuerte discusión con amenazas entre las dos familias. Asimismo, resalta que había armas en el vehículo, una de las cuales estaba "cargada y preparada para hacer fuego", objetos "cuya presencia en tal vehículo es razonable considerar que tuviere conocimiento el apelante", dicen los jueces, del que añaden que "llegó a emplear violencia física respecto de algún miembro de la otra familia al llegar a Cáseda".

El tribunal precisa que todos estos indicios constan en la causa "con independencia de que el apelante no hubiere sido materialmente quien efectuó los disparos que originaron los fallecimientos" y asegura que los delitos de homicidio y asesinato que se les imputan "pueden conllevar penas muy superiores a la de 2 años de prisión", lo que por sí solo "pone de manifiesto un posible riesgo de fuga inherente a la gravedad de las penas que pudieran imponerse". En este sentido, la Audiencia Provincial considera que dicho riesgo de fuga "justifica la adopción de la inicial medida de prisión provisional comunicada y sin fianza".

"Sin necesidad de acudir a valorar la posible concurrencia de otros fines, como el de reiteración delictiva o el de ocultación, alteración o destrucción de fuentes de prueba", y atendiendo a ese riesgo de fuga que se aprecia, la Sala concluye que "resultaba preciso disponer y mantener la situación de prisión provisional del acusado", por lo que acuerda la desestimación del recurso y la confirmación del auto de prisión.

en corto

Tres investigados. En la causa están investigados Juan Carlos Jiménez Jiménez, de 53 años, como autor material de los disparos de escopeta que acabaron con la vida de las tres víctimas, y sus hijos Juan Carlos y Emilio, de 22 y 18 años.

Tres víctimas. Las tres víctimas son Fermín Jiménez Echeverría, de 50 años, y sus hijos José Antonio y Cristian, de 20 y 17 años, quienes recibieron impactos de postas que resultaron fatales en el acto.