inundaciones históricas en tafalla

Una torrencial tromba de más de 100 l. de agua aísla Tafalla y causa daños innumerables

La repentina crecida del Cidacos colapsa la Zona Media y anoche no había víctimas

09.02.2020 | 19:00
El agua provocó un socavón de casi dos metros en el cruce del restaurante El Maño, debajo de Pueyo, en la carretera dirección Olleta.

PAMPLONa - Tafalla anocheció ayer con una estampa de auténtica desolación, después del paso de una torrencial tromba de agua, que dejó hasta 160 litros por metro cuadrado en la zona de la Valdorba y 100 en la propia ciudad del Cidacos, que quedó incomunicada durante varias horas, al no ser posible el acceso a la misma por carretera. Estuvieron cortadas las carreteras locales San Martin de Unx - Olite (NA-5300, pk 7) y Olite - Beire (NA-5301, pk 1) y, antes, a la altura del restaurante El Maño de Pueyo, el agua se tragó literalmente el asfalto de la N-121. También el tráfico aéreo se tuvo que ver interrumpido por la caída de la tensión eléctrica y la situación, por momentos, rozó la catástrofe. El río Cidacos se desbordó a media tarde después de haberse disparado su caudal desde los 0,11 a casi los 4 metros de altura. La imprevista y salvaje tromba se desplomó sobre la Zona Media después de que las previsiones meteorológicas que ofrecía la Aemet se quedaran muy escasas y, dados los datos que ofrecieron finalmente las estaciones de Tafalla y Getadar, se debería haber activado la alerta roja con anterioridad (pues cayeron más de 60 litros en una hora).

Parte de las localidades de Olite y Pueyo también se encontraban anoche inundadas como consecuencia de la imprevista y repentina avenida de los ríos Cidacos y Sansoain, debido a las intensas precipitaciones. No se registraron de momento daños personales, pero los materiales son muy importantes, puesto que los vehículos que quedaron al albur del agua desbordada, las bajeras inundadas y comercios afectados, incluso grandes superficies. Las cifras de destrozos van a ser importantísimas y será difícil encontrar un antecedente más dañino en el lugar. El Gobierno activó el Plan de Emergencia, nivel 1, por inundaciones en Tafalla, Olite, Pueyo, Pitillas y Beire, y se estuvo en contacto con todos los recursos públicos disponibles. La consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia, Mª José Beaumont, el director general de Interior, Agustín Gastaminza, la directora del Servicio de Protección Civil, Isabel Anaut, y el director del Servicio de Bomberos, Javier Bayona, coordinaban anoche desde SOS Navarra las labores de asistencia que prestan sobre el terreno bomberos de los parques de Tafalla, Cordovilla, Peralta, Lodosa, Sangüesa, Estella y Tudela, así como personal de Protección Civil de Milagro, agentes de la Policía Foral de la unidades de Prevención de Pamplona y Tafalla y de Tráfico, y policías municipales. Asimismo se prealertó a los voluntarios de Cruz Roja y DYA.

RESCATE DE CONDUCTORES Algunas personas que se encontraban en sus vehículos fueron evacuadas ante la imposibilidad de seguir circulando. En la estación de aforos de Olite se registró a las 23.10h. el pico máximo de la avenida, con una altura de 4,23 metros y un caudal de 275 metros cúbicos por segundo, lo que supone la segunda mayor crecida desde que se tienen registros, siendo la máxima la registrada en el año 2007, con 4,36 metros de altura y 294 m3.

fagor ederlan

Luzuriaga para la producción

Inundada la planta baja. La planta baja de Fagor Ederlan quedó inundada y la dirección decidió interrumpir la producción para evitar que se produjeran "saltos de corriente", indicaron fuentes consultadas por este periódico. Aunque por la noche Luzuriaga estaba parada, según otras fuentes, la intención de la dirección era reanudar hoy la actividad lo antes posible. La mayoría de los trabajadores del turno de noche de la cooperativa que debían desplazarse desde Tafalla, Pamplona u otras localidades como la zona de San Martín de Unx no pudieron acceder hasta la planta porque la carretera estaba cortada por el agua. Y es que una tapia enfrente del campo de fútbol de San Francisco Javier, donde juega la Peña Sport, al lado de la rotonda, dirección a Olite, no pudo resistir la embestida del agua y se derrumbó por la tarde. Los ocupantes de varios vehículos que circulaban en ese momento por la carretera tuvieron que salir para protegerse en un camión de bomberos.