2 años de prisión y 180.000 € de multa

El Gobierno estudia indultar al joven que mató a un ladrón al defender a una mujer

Vox asegura que ha recaudado más de 100.000 euros y que Borja ha aceptado

09.02.2020 | 20:09
El joven malagueño Borja en la playa.

pamplona - Borja, el joven malagueño condenado a dos años de prisión y 180.000 euros de multa por matar al atracador de una mujer al que se enfrentó en la calle, está de nuevo en boca de todos. El Gobierno aseguró ayer que estudiará la petición de indulto, en caso de que llegue, cuando la sentencia sea firme, como hacen con cualquier otra petición.

Borja no solicitará el indulto, pero sí lo harán las más de 6.500 personas que han firmado la solicitud que el partido ultraderechista Vox presentará al Ministerio de Justicia, según avisaron ayer. El letrado del joven explicó que tampoco aceptará el dinero que se está recaudando a través del crowdfunding lanzado por Vox porque, "de ningún modo", quiere que se pueda deducir que él se va a lucrar con esas cantidades. Sin embargo, Vox señaló en un comunicado que la recaudación supera los 100.000 euros y que Borja se hará cargo de la cantidad restante de la multa, dando así por supuesto que acepta la suma aportada por Vox.

Precisamente, su abogado recordó que se ha presentado un recurso ante el Juzgado de lo Penal solicitando la suspensión de la condena y el fraccionamiento de la indemnización en pagos de 250 euros mensuales, que "es la única cantidad a la que con su actual nómina y con esfuerzo, pueda hacer frente. Me reitera su voluntad de no aparecer en medios de comunicación ni que tampoco lo haga yo, dado que esta situación le ha desbordado y entiende que a la larga le va a perjudicar y va a quedar marcado su futuro", dijo el letrado.

En la sentencia se considera probado que el acusado y sus acompañantes acudieron en auxilio de una mujer que estaba siendo golpeada por dos personas para sustraerle el bolso que portaba y que posteriormente para recuperar el bolso salió corriendo tras uno de los atracadores, con el que se produjo un forcejeo entre ambos. "El acusado propinó a aquel dos puñetazos, uno de ellos en la cabeza y otro, bien en el mismo lugar, bien en el cuello o en el hombro, que determinó que cayera al suelo, sufriendo un traumatismo craneoencefálico con hemorragia cerebral que le provocó la muerte el día 10 de febrero de 2015", añade el auto.

El juez considera que estos hechos se podrían haber evitado si el joven hubiese esperado la llegada de la Policía, a la que previamente debería haber dado aviso, y por tanto la muerte no se hubiera producido. - D.N.