Se alarga la ola de calor

Navarra se encuentra en alerta naranja por altas temperaturas y Pamplona alcanzó ayer los 40 grados

09.02.2020 | 21:13
Varias personas preparando sus barcos de vela mientras otras se bañan en el embalse de Alloz.

Navarra se encuentra en alerta naranja por altas temperaturas y Pamplona alcanzó ayer los 40 grados

Mientras el mercurio no para de subir y sobrepasa los 40 grados, los aires acondicionados, los ventiladores y los abanicos trabajan a destajo para combatir la segunda ola de calor que durante esta semana está viviendo Navarra. De hecho, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) encendió ayer la alerta naranja por calor en toda la Comunidad Foral ya que se dieron temperaturas desde los 37 grados en el Pirineo, 39 en la Vertiente Cantábrica y el centro de Navarra hasta los 40 de la Ribera, zonas estas últimas que seguirán en alerta naranja hasta mañana jueves.

En el caso de Pamplona, la situación se prolongará también hasta mañana donde las temperaturas podrían alcanzar los 40 grados que ya marcaron ayer los termómetros de la capital navarra. Ante esta situación, el Ayuntamiento pidió ayer que se tomen medidas de precaución e informó sobre cómo enfrentarse a las elevadas temperaturas. Así, el Equipo Municipal de Atención Domiciliaria (EMAD), cuyos usuarios son en al menos un 80% personas mayores, está trasladando a los domicilios de forma directa la información preventiva a través de las trabajadoras familiares que visitan las casas y, además, tienen instrucciones para supervisar, en la medida de lo posible, que se está actuando correctamente ante la ola de calor. Por otra parte, en los expositores de las zonas de espera de las Unidades de Barrio se ha colocado información específica para hacer frente a este fenómeno a través de un folleto de Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra titulado 'Verano, calor y salud'.

Para el conjunto de ciudadanos en la portada de www.pamplona.es se ofrece un espacio con información sobre medidas preventivas en el entorno doméstico y en la calle en relación a la ingesta de líquidos, la realización de ejercicio, la protección solar y los especiales cuidados que requieren las personas mayores y los más pequeños. Según avanzó el consistorio, la ola de calor se caracteriza porque las temperaturas superarán los 36 grados centígrados sin bajar de una mínima de 18 grados en jornadas consecutivas.

Asimismo, el Consistorio alertó de que las altas temperaturas pueden producir problemas de salud como deshidratación, calambres, agotamiento o el llamado golpe de calor, que trae temperatura corporal de 39 grados o más, dolor de cabeza, confusión o pérdida de conocimiento. Esto ocurre porque el sistema habitual de control de temperatura del cuerpo se sobrecarga mucho. Sin embargo, el Ayuntamiento recuerda que se puede prevenir favoreciendo los mecanismos de enfriamiento del cuerpo.

En cualquier caso, si se sufren síntomas no usuales, como calambres musculares, fiebre, adormecimiento o confusión debe avisarse al 112 o a un servicio sanitario.

ligero descenso de temperaturas Para hoy se espera una jornada muy similar a la registrada ayer con cielos despejados en la mayoría del territorio, aunque no se descarta algún chubasco tormentoso y ocasional en el extremo noreste. Las temperaturas mínimas irán en ligero descenso, excepto en el sureste donde permanecerán sin cambios, y las máximas sin cambios, excepto en la vertiente cantábrica donde descenderán.

No obstante, la situación cambiará a partir de mañana aunque todavía se mantendrán las temperaturas altas. Los cielos irán aumentando la nubosidad y en el noroeste se esperan algunas lluvias débiles o chubascos dispersos al final del día. Las temperaturas, aunque no sufrirán cambios significativos, sí que irán en descenso en especial en los Pirineos y la Ribera.