largas colas de espera

Las esperas para pasar la ITV se acentúan en las inspecciones a las motos

Los principales problemas están en la comarca de Pamplona, ya que Revisiones de Navarra no da cita previa en Noáin y TÜV Rheinald sólo por teléfono en Agustinos

09.02.2020 | 21:52
Uno de los 200 aparcamientos de motos que hay en Pamplona.

Los principales problemas están en la comarca de Pamplona, ya que Revisiones de Navarra no da cita previa en Noáin y TÜV Rheinald sólo por teléfono en Agustinos.

PAMPLONA - Las largas colas de espera para pasar la ITV se han vuelto un tema de crítica recurrente desde que la nueva normativa al respecto entró en vigor, el 20 de mayo de 2018. La ITV de Noáin ofrece cita previa telefónica, por internet o con días de antelación para vehículos ligeros (turismos y mixtos), pero no para motocicletas y ciclomotores, por lo que su espera es todavía mayor. Los y las motoristas deben acudir a las ocho de la mañana preferentemente a por una tarjeta en la que se especifica la hora a la que deberán regresar para su revisión. Además, los análisis de este tipo de vehículos son "más lentos", según aseguró Francisco Úriz, director técnico de la ITV de Revisiones de Navarra ubicada en Noáin.

Los cambios en la inspección con el nuevo Decreto Ley clasificaron en unidades más concretas las partes del vehículo que se debían analizar y detallaron el registro que tenía que quedar recogido. En definitiva, alargaron el tiempo que los técnicos dedicaban a cada vehículo, pasando de una media de 12 minutos a una de 20. Esto, a su vez, obligó a las concesionarias a tomar medidas para que el proceso fuese más rápido y tratar de paliar lo máximo posible las largas colas que generó la nueva ley.

Las dos concesionarias de Navarra, TÜV Rheinald y Revisiones de Navarra, incrementaron el número de inspectores de 59 a 86, y las estaciones aumentaron las horas de trabajo semanales un 39%, de 280 a 390. Sin embargo, estos cambios no mejoraron la situación para los motoristas de Pamplona, que deben pasar la ITV cada dos años a partir de los primeros tres en ciclomotores y los primeros cuatro en motocicletas; es decir, con mayor asiduidad que los vehículos ligeros.

Las inspecciones de motos se pueden pasar en cualquiera de las estaciones de ITV: Noáin, Peralta, Tudela, Lizarra y Sangüesa, de la empresa local Revisiones de Navarra; o en el polígono Agustinos (junto a Mercairuña), Doneztebe y Arbizu, de la empresa alemana TÜV Rheinald. Los tiempos de espera más prolongados se producen en Noáin y el polígono de Aizoian, donde también se genera el problema con los vehículos de dos ruedas. Sin embargo, el sistema que utiliza cada una de las empresas es distinto y en TÜV Rheinald sí que ofrecen cita telefónica para las motos. De todos modos, según matizó el ingeniero de la ITV del polígono Agustinos, "hay que gestionar por separado las revisiones de motos respecto a otros vehículos y controlar el número, porque muchas motos en pocos minutos colapsarían la ITV", ya que la inspección de motos es "muy específica", "compleja" y "tarda unos cuarenta minutos", explicó.

Desde algunos de los clubs de motos de Iruñea critican "una discriminación" en la ITV de Noáin por el hecho de "no conceder cita previa como al resto de automóviles". La atarrabiarra Ane Rodríguez Valls, conductora de un ciclomotor, paso la ITV a finales del pasado mayo. Rodríguez tuvo que coger el ticket en Noáin con la cita para una hora más tarde, por lo que no entiende "el sistema" que impide un trato igual al de otro tipo de conductores, con una cita días antes de acudir a la revisión, manifestó.

LA SOLUCIÓN, NUEVAS ESTACIONES Francisco Úriz aseguró que "el problema solo se produce en verano, cuando hace buen tiempo; el resto del año, las motos a veces ni aparecen", afirmó. El motivo por el cual no se concede cita on line es, según el director técnico, que "se está actualizando la web" de manera que se incluya esa opción en la nueva versión. Mientras tanto, no concertan citas telefónicas porque tienen "demasiadas llamadas que atender" y no les "daría tiempo", explicó.

La estación que él dirige puede realizar, aseguró, "casi tres inspecciones de motos por hora", que se llevan a cabo en un 'box' o un recinto cerrado adaptado para la prueba de hervidos o sonometría, un tipo de revisión no aplicable a otro tipo de vehículos. Úriz cree que el problema "se solucionará con la nueva estación" que Revisiones de Navarra va a instalar en Cordovilla y que "dispondrá de otro 'box' además de dos líneas de inspección convencionales", desveló. Por su parte TÜV Rheinald también creará otra estación más en el polígono de Areta (Uharte).

el sistema de atención

Noáin. La concesionaria de la empresa Revisiones de Navarra no concede cita previa a los motoristas, que tienen que ir por la mañana a por una tarjeta donde se indica la hora a la que volver en el día. Esa citación también implica un tiempo de espera en el lugar. Los clientes recomiendan ir a las ocho de la mañana a por la tarjeta, especialmente en verano, para que los horarios de revisión no se completen. En Revisiones de Navarra aseguran estar trabajando en cambiar la web para poder coger cita vía online.

Agustinos. La multinacional TÜV Rheinald tiene instalada junto a Mercairuña una concesionaria de ITV que sí que ofrece cita previa a motoristas por teléfono.