Blanca Estrella Ruiz: “Al dejar a cuatro violadores en la calle la Justicia pone en riesgo a las mujeres”

Clara Campoamor se personará en el caso de la violación grupal de Bilbao y exige el ingreso en prisión de todos los imputados

09.02.2020 | 23:03
Blanca Estrella Ruiz ofrece todos los medios de la Asociación Clara Campoamor para acompañar a la víctima de la violación en el Parque Etxebarria.Foto: José Mari Martínez

Clara Campoamor se personará en el caso de la violación grupal de Bilbao y exige prisión a todos los imputados

Bilbao - "Una vez más, la Justicia ha vuelto a dar la espalda a las mujeres", afirma Blanca Estrella Ruiz, presidenta de la Asociación Clara Campoamor, tras anunciar que su organización se personará como acción popular en el caso de la agresión sexual en grupo cometida la noche del pasado viernes en el Parque Etxebarria de Bilbao y va a pedir el ingreso inmediato en prisión de los cuatro hombres detenidos por esta violación que el juez no envió a la cárcel.

En la madrugada de ayer domingo, tras permanecer a disposición judicial desde poco después de las 10.00 horas del sábado, el juez de guardia dio orden de ingreso en prisión de dos de los seis presuntos agresores de la joven de 18 años violada en Etxebarria, mientras que los otros cuatro quedaron en libertad con la condición de presentarse todos los días en el juzgado. Una decisión cuestionada por buena parte de la sociedad y a la que Blanca Estrella Ruiz, con amplia experiencia en este tipo de casos, pone palabras: "Esos cuatro son igual que los dos que han ido a prisión, los seis la han violado. Eso está claro porque tienen cargos. Ahora el juez les dice que vayan todos los días al juzgado. Vale, van al juzgado todos los días, y a la tarde y a la noche ¿qué pasa? Estos hombres están en la calle, ¿qué les va a pasar a otras mujeres de Bilbao o de otros sitios de Euskadi? ¿Qué seguridad nos ha dado este juzgado? Ninguna".

La presidenta de la Asociación Clara Campoamor pone el acento en que en este terrible caso "ha habido un trabajo impecable por parte del equipo médico del Hospital de Basurto, de la Policía Local y de la Ertzaintza, pero la otra pata que nos faltaba, la Justicia, nos ha dado la espalda a las mujeres y a la víctima". En contra de la idea de que los jueces aplican lo que la ley les permite, Ruiz insiste en que "los cuatro han sido imputados, eso quiere decir que (el juez) los ha considerado violadores, por lo tanto ha sido su decisión ponerlos en la calle. La ley no dice que los tiene que poner en la calle, lo ha decidido el juzgado, no la ley". "No se trata del margen que da la ley. No, la ley les da (a los jueces) todo el margen, pero en este país la Justicia puede hacer lo que le dé la gana. Es el único poder que tiene todo el poder y las mujeres frente a eso no podemos hacer nada", añade.

Explica que la reciente sentencia del Tribunal Supremo sobre la violación en grupo de Iruñea es "clara y contundente" y las organizaciones feministas la agradecen, pero se cuestiona "de qué sirve si en la primera ocasión en que tenemos otra manada se pone en la calle a cuatro de ellos".

Blanca Estrella Ruiz también tiene muy en cuenta el papel de la víctima de la agresión sexual, que ahora corre el riesgo de encontrarse con sus presuntos violadores. "La Justicia -dice-, por esas decisiones paternalistas sobre los derechos humanos de los violadores, a quien pone en riesgo es a las mujeres, sobre todo a la mujer que ha denunciado. Porque esa mujer dirá: Yo he cumplido, he hecho todo lo que tenía que hacer, he dado la cara, he sido valiente, y los han puesto en la calle. ¿Y si ahora se los encuentra en la calle? ¿Le han puesto seguridad? ¿Les han puesto pulsera a ellos para controlarles?". Clara Campoamor se ha ofrecido para acompañar a la víctima en un camino procesal que prevé "largo y penoso".

En opinión de la presidenta de la asociación, la cita diaria en el juzgado no evita el riesgo de fuga de los cuatro jóvenes de origen magrebí que no ingresaron en prisión. "¿Es que en 24 horas, entre visita y visita, no tienen tiempo de fugarse?", se pregunta. Y recuerda casos que lleva su organización, "de violación o de violencia de género, incluso pederastas, que cuando llega el día del juicio la víctima comparece y el acusado no, y se da orden búsqueda y captura, pero ¿de qué le sirve eso a la víctima? ¿De qué les sirve a las mujeres esa orden si el culpable se ha ido?".