a raíz de la localización de un vehículo robado

Detenida una banda que cometió 19 robos con fuerza en la Ribera

La Guardia Civil arresta a dos varones e investiga a otro
Desmantelado un punto de venta de droga en Cabanillas

10.02.2020 | 00:28
Uno de los turismos desguazados por la organización desarticulada.

La Guardia Civil arresta a dos varones e investiga a otro.

PAMPLONA - La Guardia Civil de Navarra ha desarticulado en la Ribera un grupo criminal que habría cometido presuntamente 19 delitos de robo con fuerza, un delito de falsedad documental, dos delitos de receptación, un delito de tráfico de sustancias estupefacientes, dos delitos de daños y un delito de estafa. Además ha sido desmantelado un punto de venta de estupefacientes situado en una vivienda de Cabanillas.

Las investigaciones llevadas a cabo por el Instituto Armado se iniciaron a raíz de la localización en Fustiñana de un vehículo sustraído, que tenía las placas de matrícula modificadas, lo que hizo sospechar que pudiera haber sido usado para la comisión de hechos delictivos. Esto dio inicio a la operación Capitri, de la que se hizo cargo el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Tudela.

Durante las pesquisas se tuvo conocimiento de la existencia de una finca con una nave abandonada, ubicada en las proximidades de la localidad de Ribaforada. En su interior se encontraron tres vehículos desguazados, los cuales habrían sido sustraídos para posteriormente utilizar varias de sus piezas en otro vehículo, con el fin de cambiar sus características técnicas y doblar las placas de matrícula, "todo ello para dificultar la acción policial y poder utilizarlo impunemente para la comisión de otros ilícitos penales, unido a que podrían conseguir una financiación paralela, bien desguazando estos vehículos y vendiéndolos por piezas o canjeándolos por sustancias estupefacientes", según explicó la Guardia Civil en un comunicado

20.000 LLAMADAS INTERVENIDAS Las mismas fuentes destacaron que la incesante actividad delictiva llevada a cabo por este grupo criminal, así como la complejidad de la investigación, obligó a los agentes a intervenir más 20.000 llamadas telefónicas durante la operación, en la que fueron detenidos dos varones, vecinos de Cabanillas y Pamplona, de 33 años y 43 años, respectivamente, mientras que se investiga a un vecino de Fustiñana, de 45 años.

Asimismo, los agentes llevaron a cabo dos entradas y registros en sendos domicilios en Cabanillas y Fustiñana, en los que se intervino diverso material supuestamente utilizado para la comisión de los ilícitos (maquinaria, generadores, una máquina profesional de soldadura, un motor completo de un Audi A6, una caja de cambios de un turismo, un portátil, etc.), así como speed y sustancia de corte (cafeína) para adulterar la droga.

Fruto de las indagaciones, los agentes de la Guardia Civil consideran esclarecidos un total de 19 robos con fuerza, entre los que figuran la sustracción de turismos, ciclomotores y bicicletas, así como robos con fuerza en el interior de viviendas, empresas, casetas de campo o incluso en un club juvenil. Los delitos contra la propiedad fueron cometidos en las localidades navarras de Cabanillas, Caparroso, Fustiñana, Murillo el Cuende y Buñuel, así como en el municipio zaragozano de Utebo,

Con la operación Capitri, además, se da por desarticulado un punto de venta a pequeña escala de sustancias estupefacientes en la Ribera de Navarra y, asimismo, se considera desmantelado un grupo criminal "que estaba generando gran preocupación en las localidades de la zona", concluyeron desde la Guardia Civil.