Navarra ofrece formación para empleo a 79 menores extranjeros

Residen en Iturmendi y Marcilla y han trabajado en agroforestal, jardinería, huerto o limpieza

10.02.2020 | 01:45
Representantes del Gobierno, Ilundáin, Ayuntamiento de Iturmendi, profesorado y alumnado.

PAMPLONA- El Departamento de Derechos Sociales ha proporcionado este verano a 79 menores extranjeros en situación de desprotección que residen en Iturmendi y en Marcilla, cursos que forman parte de la formación prelaboral, en materias como agroforestal, jardinería, huerto ecológico y limpieza. Hasta el momento, el 80% del alumnado extranjero no acompañado ha obtenido el certificado de profesionalidad en Navarra. La consejera de Derechos Sociales, Mª Carmen Maeztu, y el consejero de Políticas Migratorias y Justicia, Eduardo Santos, asistieron este viernes en el frontón municipal de Iturmendi a la entrega de diplomas de capacitación y a la clausura de los cursos desarrollados en esta localidad destinados a menores extranjeros no acompañados. Intervinieron además, Manolo Sanz Gamboa, de la Fundación Ilundáin -entidad que ha impartido la formación- la docente Virginia Yaben, Youssef Chantar, en representación del alumnado, representantes municipales de Iturmendi, la directora gerente del Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare (SNE-NL), Mirian Martón, la directora gerente de la Agencia Navarra de Autonomía y Desarrollo de las Personas, Inés Francés, y la coordinadora de la atención a estos menores en la Subdirección de Familia y Menores, Mercedes Pérez de Prado.

Esta formación realizada en Iturmendi y Marcilla, es una primera intervención programada por el SNE-NL, para facilitar su incorporación al mercado laboral. La consejera Mª Carmen Maeztu agradeció a los vecinos y vecinas de Iturmendi, al ayuntamiento y a la Mancomunidad de Sakana, la acogida y el apoyo a la integración de estos y estas menores.

Además añadió que, "se trata de menores que muestran un gran interés por formarse para poder trabajar lo antes posible y labrarse un futuro" y destacó que "son adolescentes con alto grado de autonomía, pero también con procesos migratorios difíciles a sus espaldas. Tienen claro que quieren regularizar su situación, formarse y acceder a un empleo para mejorar sus condiciones de vida". - D.N.