El rol de la mujer en el hogar se perpetúa, según la juventud navarra

Un estudio del Gobierno de Navarra refleja que el 53% de ellas asume la realización de 5 o más tareas, frente al 33% de ellos
Dos tercios consideran que la distribución de los salarios es desigual por sexos

10.02.2020 | 01:50
Jóvenes escribiendo en el punto morado de Talde Feminista contra el machismo en la Carpa de Primavera de la UPNA.

Un estudio refleja que el 53% de ellas asume la realización de 5 o más tareas, frente al 33% de ellos

PAMPLONA - La igualdad de género es uno de los temas que está presente en las preocupaciones de la juventud navarra. Son conscientes de su existencia en ámbitos como el mundo laboral, pero en aspectos como la distribución de tareas del hogar aún se percibe una brecha o una separación de las tareas que se realizan. Es decir, la distribución de tareas que se realiza en el hogar corresponde al rol tradicional asentado.

Así, las mujeres aún siguen realizando más tareas del hogar que los hombres, y según la Encuesta de la Población Joven de Navarra 2018, se percibe en que la mayor diferencia de participación en los trabajos del hogar entre mujeres y hombres se registra en las tareas como fregar los platos y hacer la colada, en las cuales, al igual que en el resto de labores analizadas, la participación de las jóvenes "siempre que se realizan" o "la mayor parte de las veces" es considerablemente mayor en comparación con la de los jóvenes.

En este aspecto la Encuesta de la Población Joven Navarra expone que, el 53,4% de ellas asume la realización de 5 o más tareas, frente al 33% de los hombres. Así pues, mientras el 12,5% de las mujeres se encarga de una o dos labores, en el caso de los hombres esta proporción es de un 21,4%. Por su parte, el 21% de ellas realiza tres o cuatro trabajos, y el 23% en el caso de ellos. En definitiva, las personas jóvenes continúan reproduciendo su comportamiento los estereotipos de género con los que las mujeres se responsabilizan en mayor medida del trabajo dentro del hogar.

MÁS DESIGUALDAD EN EL TRABAJO En el mundo laboral, este colectivo es más consciente de dichas diferencias. De este modo, la gran mayoría de los y las jóvenes (75%) es consciente de ellos mientras que considera que el acceso a la educación resulta igualitario para hombres y mujeres en Navarra. Sin embargo, en el resto de áreas, la juventud opina que la situación de las mujeres es peor que la de los hombres en cuestiones como el salario, las posibilidades de ascenso en el puesto de trabajo, las oportunidades para encontrar empleo, la estabilidad en el puesto de trabajo, la conciliación de la vida laboral y familiar, el acceso a puestos de responsabilidad y el acceso a puestos de responsabilidad política.

Los salarios constituyen el ámbito en el que, en mayor medida y según la opinión de la juventud, las mujeres se sitúan "peor" que los hombres; seguidos de aspectos como el acceso a puestos de responsabilidad en las empresas, las posibilidades de conciliación, las oportunidades de ascenso laboral y la estabilidad en el puesto de trabajo. A raíz de estos resultados, se puede interpretar que la juventud navarra percibe una persistencia de desigualdades de género en el ámbito público y laboral, aunque esta percepción suele ser más pesimista en el caso de las mujeres jóvenes en comparación con la de los hombres jóvenes para el conjunto de ítems analizados.

Por lo tanto, la distribución de los salarios es el aspecto que peor perciben los jóvenes navarros, ya que un 66,6% de los encuestados afirmó la diferencia existente. En segundo lugar un 64,6% constató que es más difícil para las mujeres acceder a puestos de responsabilidad en las empresas o conciliar la vida laboral con la familiar. Por otro lado, la dificultad de posibilidades de ascenso en el trabajo fue considerado por el 62,6% de los encuestados y el 57,9% consideró la dificultad de lograr una estabilidad en el puesto.

Por último, están el acceso a puestos de responsabilidad política con un 57%, las oportunidades para encontrar empleo con un 53,3%, y la igualdad en la educación, en menor medida, con un 18,4%, son los ámbitos en los que consideran los jóvenes navarros que la mujer también se encuentra en una situación más vulnerable.

Aunque la percepción de que la mujer está peor situada en cuanto a oportunidades en el ámbito laboral preocupa a ambos sexos, ellas lo perciben en mayor medida que ellos.