El Gobierno de Navarra recibe a la Asociación de Víctimas de Abusos en Centros Religiosos

El consejero Santos reitera su ofrecimiento a ejercer de mediador con la Iglesia

10.02.2020 | 03:47
El consejero Santos, con una representación de la Asociación de Víctimas de Abusos de Centros Religiosos.

PAMPLONA - Una representación de la Asociación de Víctimas de Abusos en Centros Religiosos de Navarra fue recibida ayer por el consejero de Políticas Migratorias y Justicia, Eduardo Santos, quien les transmitió la "empatía y sensibilidad" del Ejecutivo foral ante su caso.

Según informó el Gobierno de Navarra, el encuentro tuvo un doble fin: por una parte, la asociación pudo expresar ante representantes de la Administración su sentimiento de que, durante demasiado tiempo, la sociedad "ha mirado para otro lado". Por parte del Gobierno Foral, el encuentro sirvió para mostrar a las víctimas denunciantes de estos presuntos abusos "el dolor y la consternación que sus casos han supuesto para el conjunto de la sociedad navarra". En este sentido, Eduardo Santos les reiteró que se ofrece como mediador para un encuentro de la asociación con responsables de la Iglesia en Navarra.

El consejero señaló, asimismo, que esta reunión es "un primer paso" dentro de lo que el Gobierno de Navarra considera un "compromiso de no ser indiferentes ante estas denuncias". El siguiente paso, apuntó Eduardo Santos, será propiciar el encuentro entre víctimas que así lo deseen y representantes de la Iglesia Católica en nuestra comunidad.

Para Santos, las víctimas "deben tener la posibilidad de expresar lo sufrido, y de recibir un reconocimiento y una petición de perdón sincera y empática". Algo que, en su opinión "contribuirá al derecho de éstas a la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición, que ayude a sanar las heridas y a hacernos mejores como sociedad".

De ahí que, pese a que existen limitaciones legales en el orden penal, como el hecho de que muchos de los presuntos delitos hayan prescrito, "el Gobierno tiene margen de acción para apoyar a estas víctimas", indicó. En palabras del consejero, la implicación del Ejecutivo foral "permitirá a las víctimas sanar su dolor, y a la sociedad navarra en su conjunto mostrar su solidaridad con estas personas".

Entre las vías apuntadas, el responsable de Políticas Migratorias y Justicia destacó que se pone a disposición de las personas denunciantes el Servicio de Asistencia a las Víctimas de Delitos. Un servicio que actuará para apoyar y acompañar a los y las denunciantes de manera integral, con empatía y aportando una perspectiva de justicia restaurativa.

Finalmente, Eduardo Santos manifestó que "lo más grave" de estos casos de abusos, "además de la violación de derechos que representan, es la impunidad de que han gozado socialmente durante demasiado tiempo". - D.N.