Navarra adaptará los quitamiedos de nueve carreteras

El Gobierno foral invertirá 400.000 euros en adaptar las barreras para mejorar su seguridad
Se modificarán los extremos para evitar aristas agresivas en caso de accidente

10.02.2020 | 04:21
Imagen de un accidente con un coche atravesado por un guardarraíl.

PAMPLONA - El Departamento de Cohesión Territorial del Gobierno foral, a través de su Dirección General de Obras Públicas e Infraestructuras, va a invertir hasta 400.000 euros en la adaptación de los sistemas metálicos de contención de vehículos en nueve carreteras navarras, los conocidos comúnmente como quitamiedos. La empresa adjudicataria, Vallas Castiñeiras, dispone de tres meses para realizar las reparaciones.

Las obras, según informó el Gobierno, afectarán a los tramos de doble onda de las siguientes carreteras navarras: NA-138 (Zubiri-Francia); NA-653 (Peralta-San Adrián); NA-666 (Sesma-Allo); NA-718 (entre Estella y Olazagutía); NA-743 (Genevilla-Cabredo-Marañón); NA-1240 (Traibuenas-Carcastillo); NA-2600 (Arizkun-Francia); NA-4000 (Lesaka-Gipuzkoa) y NA-4400 (Etxalar-Francia).

El proyecto consiste en adaptar los extremos de estos elementos de contención de manera que los bordes no presenten aristas agresivas frente a colisiones longitudinales en vehículos en trayectoria de salida de la calzada que pudieran penetrar en el habitáculo de los automóviles.

Los trabajos van a incidir sobre los elementos preexistentes modificando sus extremos para evitar los riesgos descritos. No está prevista la colocación de tramos de doble onda, salvo en el caso de que la fracción central se sitúe a un nivel significativamente bajo respecto al rasante de la carretera.

Además, se van a reponer las bandas dañadas por la acción del tráfico que requieran ser adaptadas en sus extremos. Siempre que sea posible, los extremos se empotrarán en el terreno o muro. Cuando no lo sea se actuará mediante abatimientos en el terreno. - D.N.