Navarra impulsará los marcos normativos para luchar contra los efectos del cambio climático

Itziar Gómez dice en el Pleno que su departamento contempla aprobar un proyecto de ley foral de cambio climático y transición energética

10.02.2020 | 04:37
Un hombre mirando una de las obras expuestas bajo el lema "Sin planeta no tenemos futuro", organizada por varios colectivos de Pamplona con el apoyo de los comerciantes para sensibilizar sobre el cambio climático.

Itziar Gómez dice en el Pleno que su departamento contempla aprobar un proyecto de ley foral de cambio climático y transición energética.

PAMPLONA. La consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez, ha defendido la necesidad de "atacar con medidas urgentes el cambio climático" en el pleno del Parlamento en el que los grupos han demandando a las instituciones compromisos y acciones concretas.

Las diferentes posturas en torno a esta cuestión se han puesto de manifiesto en una sesión en la que la consejera ha sido interpelada por Koldo Martínez (Geroa Bai) sobre la política general a desarrollar en relación con los objetivos de las organizaciones convocantes de la Huelga Mundial por el Clima.

La lucha contra el cambio climático es "uno de los grandes retos ambientales" a los que se enfrenta la humanidad, ha sostenido Gómez, quien ha subrayado que el Gobierno asume la gravedad de la situación y en esa línea aboga por impulsar los cambios normativos necesarios.

Tras subrayar que Navarra ha sido pionera en Europa iniciando su adaptación al cambio climático, siendo la primera región europea en poner en marcha un proyecto integrado de adaptación a través del proyecto LIFE-NADAPTA aprobado por la Comisión Europea.

Esta iniciativa con una inversión de 15,6 millones hasta 2025 se concreta en 53 medidas para desarrollar en seis áreas estratégicas diferentes: agua, bosques, agricultura y ganadería, salud, infraestructuras, y ordenación del territorio y monitorización.

La tarea es "compleja" porque, ha reconocido, las emisiones de gases de efecto invernadero está estrechamente ligadas a la recuperación económica y responde aún a una inercia del sistema que no ayuda a la lucha contra el cambio climático y por ello esa Hoja de Ruta debe ayudar a estar alerta.

Ha avanzado algunas de las iniciativas previstas como la aprobación de una Ley Foral de Cambio Climático y Transición Energética y ha detallado medidas recogidas en el acuerdo programático como incluir la obligatoriedad de medición de la huella de carbono en los productos, bienes y servicios que contrata la Administración, crear un Plan de Estímulo Verde, fomentar las energías renovables, el autoconsumo energético y la creación de empleo en este sector, así como aprobar el Plan Director de Movilidad Sostenible.

Se plantean, ha añadido, impulsar la creación de la Agencia Energética de Navarra, una Estrategia Navarra de la Biodiversidad 2030 y la Red Natura 2000 y se trabajará por una mejor integración de la actividad agrícola.

Además ha repasado medidas puestas en marcha como la construcción de más de 500 viviendas públicas de alquiler de consumo energético casi nulo, la colocación de placas solares en la Biblioteca de Navarra lo que ha permitido reducir en un 10 % el consumo eléctrico y la priorización de criterios medioambientales sobre los económicos en la contratación.

Trabajan en un convenio para la implantación de medidas limpias en los regadíos, ha apuntado Gómez, quien ha destacado la puesta en marcha de campañas para concienciar sobre el desperdicio alimentario en los establecimientos de hostelería (con el reparto de 75.000 envases) y en los hogares (se estima que se desperdician 75 kilos por navarro al año).

Para Koldo Martínez (Geroa Bai) es una "obligación política y moral dejar un planeta habitable" a las nuevas generaciones y en ese sentido ha considerado preciso "un cambio estructural porque las actuales estructuras dificultan el desarrollo sostenible y constituyen la causa subyacente de la perdida de biodiversidad."

"Navarra tiene que volver a liderar las energías renovables", ha sostenido María Elena Llorente (Navarra Suma), quien ha dicho que quieren que "Navarra lidere la transición energética" y ese va a ser uno de sus objetivos esta legislatura.

Javier Lecumberri (PSN) ha considerado este como uno de los mayores retos de futuro y una de las mayores preocupaciones de ciudadanas por lo que ha mostrado su apoyo a las iniciativas que reduzcan o eliminen las causas que están detrás de la destrucción del ecosistema y ha instado a adquirir compromisos concretos.

Por EH Bildu, Adolfo Araiz ha hecho hincapié en proyectos apoyados por el Gobierno que "afectan negativamente al clima" como el TAV, el Canal de Navarra, Itoiz, el recrecimiento de Yesa, las centrales de Castejón o los proyectos de Magna Navarra, para aseverar que es preciso un "cambio profundo en el modelo energético y productivo" y afirmar que las declaraciones "no son suficientes sino van a acompañadas por actos concretos".

El "postureo" y la "demagogia" en este ámbito ha sido denunciadas por Ainhoa Aznárez (Podemos-Ahal Dugu), quien ha defendido que una transformación hacia una transición ecológica "no debe ser perjudicial en términos económicos, sino al contrario", por lo que ha apostado por una "transición justa."

En la misma línea Marisa de Simón (I-E) ha exigido "menos discursos y más acción", ha cuestionado grandes proyectos contaminantes y ha instado a romper con el modelo capitalista