Muere un joven de 23 años atropellado en la N-240-A, en el término de Berrioplano

El conductor del coche ha resultado herido en el accidente y ha sido trasladado al Complejo Hospitalario con pronóstico reservado

El suceso añade pesar a un fin de semana trágico en las carreteras navarras, con un fallecido el viernes en esta misma vía y dos más el sábado en la A-12 y en la AP-15

10.02.2020 | 05:57
A la izquierda de la imagen, el coche siniestrado tras el atropello mortal.

PAMPLONA. Un joven de 23 años, J.M.S, vecino de la Comarca de Pamplona, ha fallecido este domingo, hacia las 07.14 horas antes del amanecer, al sufrir un atropello en el punto kilométrico 7 de la N-240-A, en el término municipal de Berrioplano, cuando caminaba por la carretera.

Según ha informado a primera hora Policía Foral, el conductor del coche, de 21 años, habría dado positivo en las correspondientes pruebas de etilometría, si bien los resultados no son concluyentes y es necesario esperar a análisis más precisos para determinar la incidencia del alcohol en este suceso, puntualiza el equipo de Atestados. Esta persona ha resultado herida en el accidente y ha sido trasladada al Complejo Hospitalario de Navarra e ingresada en la UCI con pronóstico reservado.

Al lugar se han desplazado patrullas de la Policía Foral de tráfico adscritas a la comisaría de Pamplona. También han acudido dos dotaciones de bomberos del parque de Trinitarios del Gobierno de Navarra y una unidad de Atestados de la Policía Foral quien se ha encargado de realizar las correspondientes diligencias.

El fallecido en Berrioplano añade pesar a un fin de semana trágico en las carreteras navarras, después de que este sábado, dos accidentes que ocurrieron casi de forma simultánea, minutos antes de las 12 de la madrugada, se saldaran con dos personas fallecidas y tres heridos, uno de ellos de muy grave.

El joven ecuatoriano Juan Carlos Gualan Salinas, de 33 años y vecino de Estella, se dejó la vida en una colisión frontal tras circular en dirección contraria por la Autovía del Camino mientras que el camionero de Zaragoza Jesús Villacorta Uliaque, de 46 años, murió tras sufrir una salida de vía en la AP-15, en el término municipal de Barásoain. Estos trágicos sucesoselevan a 24 las víctimas mortales en las carreteras navarras en lo que va de año, dos menos de las que se produjeron en el mismo periodo de 2018.

Además el viernes un vecino de Berriozar de 83 años de edad, natural de Ultzama, Francisco Javier Azpíroz Azpíroz, fallecía víctima de un accidente de tráfico ocurrido en un cruce del polígono industrial de Berrioplano y en el que su vehículo sufrió una colisión contra un camión que circulaba por el kilómetro 7 de la N-240-A. Ambos vehículos sufrieron el impacto en la parte izquierda, es decir, en el lado que ocupa el conductor, y en este caso el Seat León que conducía Javier Azpíroz se llevó la peor parte. En un primer momento, este vecino de Berriozar, que trabajó durante 34 años como policía foral hasta que se jubiló en el año 2001, fue desatrapado de su vehículo por efectivos del parque de bomberos de Trinitarios, que acudieron al lugar del suceso. Una vez que pudo ser extraído del habitáculo, fue trasladado en estado muy grave al Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), donde falleció.