Nieves Ascunce Elizaga Jefa del servicio de epidemiología y prevención sanitaria de salud pública de navarra

“ Las mujeres han entendido que la mamografía es la mejor forma para controlar el cáncer y su participación es fundamental ”

La jefa de Epidemiología del ISPLN, Nieves Ascunce, que diseñó el programa de detección precoz y lo coordina, recogió ayer el VI Premio Saray a la Colaboración

10.02.2020 | 08:45
Nieves Ascunce recibió el premio de manos de María Chivite.

pamplona - La Asociación Navarra de Cáncer de Mama, Saray, que reconoce con sus galardones a personas y entidades que han colaborado con la asociación y, por extensión, en la lucha contra el cáncer de mama, ha elegido este año como ganador del VI Premio Saray a la Colaboración al programa de detección precoz del cáncer de mama del Gobierno de Navarra "por su inestimable labor y su larga trayectoria, siendo un programa pionero no solo en Navarra, sino a nivel nacional".

La entrega se produjo ayer en la Plaza del Castillo con motivo del Día Mundial contra el Cáncer de Mama, y la encargada de recogerlo fue Nieves Ascunce, jefa del Servicio de Epidemiología y Prevención Sanitaria de Navarra e impulsora del programa de la Comunidad foral, que se puso en marcha hace 29 años. "Para mí significa una emoción enorme y un agradecimiento a la asociación Saray y a las mujeres de Navarra, porque, verdaderamente, entre todas hemos logrado que el cáncer de mama no sea lo que era. Ahora podemos salvarnos y cuidarnos", señaló después de recibir el galardón.

Ascunce, que diseñó el programa de detección precoz del cáncer de mama del Gobierno de Navarra en 1989 y el cual coordina y dirige desde su puesta en marcha en 1990, quiso reconocer "el esfuerzo e ilusión de todos los profesionales que trabajan y han trabajado en el programa y de todas las personas que durante todo este tiempo han creído en él y lo han apoyado", porque, si no "no hubiera tenido los resultados que tiene". Además, destacó "especialmente a todas las mujeres de Navarra, porque ellas han entendido que la mamografía es la mejor forma de controlar la enfermedad" y su alta participación, de un 90%, ha sido fundamental para "el desarrollo de este proyecto y sus magníficos resultados".

La jefa de Epidemiología indicó que empezaron el proyecto "con mucha ilusión, pero sin saber muy bien lo que iba a pasar", porque en aquella época "no se sabía prácticamente nada del cáncer de mama y menos de la mamografía". Antes, esta enfermedad "era un tema tabú", contaba con un "retraso diagnóstico muy alto" y "la mayoría de las veces, por no decir todas, se extirpaba la mama en su conjunto", además, "las posibilidades de acceder a una mamografía eran muy escasas", según explicó.

Pero, actualmente, comentó Ascunce, "aunque tampoco han pasado tantos años, el cáncer de mama ya no es lo que era; ahora se puede diagnosticar y curar" y esto, en gran parte, señaló, se debe a que "hemos comprendido y asumido que es una enfermedad contra la que se puede luchar y somos nosotras mismas las que hemos ganado la batalla". Por ello, Ascunce animó a que todas las mujeres "acudamos al Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama para hacernos mamografías porque prevenir es curar" y porque "hoy por hoy la detección precoz es nuestro mejor tratamiento".