El Gobierno de Navarra declara de interés foral el plan de banda ancha

La finalidad es facilitar su despliegue para conseguir autorizaciones, ayudas o colaboraciones de una forma más fluida

10.02.2020 | 09:18
El Plan de Banda Ancha, declarado inversión de interés cultural

La finalidad es facilitar su despliegue para conseguir autorizaciones, ayudas o colaboraciones más fluidas.

PAMPLONA. El Gobierno ha declarado inversión de interés foral el plan director de banda ancha, medida con la que pretende contribuir al desarrollo económico y social de toda Navarra con un montante público-privado de más de 54 millones de euros hasta 2021.Se trata de infraestructuras "clave para el futuro", ha dicho en conferencia de prensa el vicepresidente Javier Remírez tras el consejo semanal del Ejecutivo.Y ha precisado que con esta declaración de inversión de interés foral se quiere facilitar el despliegue de una apuesta por la innovación, la vertebración territorial digital, la igualdad de oportunidades y la lucha contra cualquier brecha geográfica, cultural, de género o económica en el ámbito digital.

La ejecución del plan supone una inversión pública de 31,35 millones de euros, cantidad a la que se añaden otros 22,9 millones aportados por operadores privados como inversión inducida por las actuaciones desarrolladas por la Administración (concesión de subvenciones, créditos blandos, construcción de infraestructuras, etc.), de forma que en total la inversión asciende a 54,25 millones hasta 20121.

El Gobierno cuenta con su propia red de fibra corporativa de más de 800 kilómetros y está previsto que el próximo año 2020 las 996 sedes de la Administración Foral tengan conexión de banda ancha de última generación, algo de lo que en la actualidad disponen el 85%. De esta forma se cumplirá, con un año de antelación, uno de los objetivos estratégicos del Plan.Todo ello supone un ahorro y facilita el acceso a internet de los centros de salud, servicios de emergencia, espacios culturales y centros escolares. Además, como estructura compartida, se puede facilitar la llegada de la conectividad a aquellos núcleos de población a los que la iniciativa privada no llega, lo que le confiere carácter de servicio público.

Uno de los objetivos del plan es el cumplimento de la Agenda Digital para Europa que establece que para el año 2020 toda la ciudadanía debe tener cobertura de redes de banda ancha y la mitad de los hogares conexiones a internet de 100 megas.

Remírez ha precisado al respecto que a día de hoy el 86% de los hogares navarros tiene la opción de disponer de redes de banda ancha ultrarrápida, frente al 69% que tenía este acceso en 2015, y se estima que este año alcanzará al 88,1%.

El acceso de los núcleos rurales a internet es uno de los principales objetivos, y está previsto que 36 municipios de la zona pirenaica de Navarra (que suman cerca de 4.000 habitantes) puedan acceder a la conexión de banda ancha entre finales de este año y comienzos del 2020, con conexiones superiores a 100 mbps.

El plan incluye también entre sus objetivos prioritarios mejorar la conectividad de las áreas de actividad económica y ello implica aumentar el 82,55% de empresas situadas en polígonos industriales que ahora disponen de banda ancha ultrarrápida, frente al 40,47% que disponía de ella en 2016.

La vertebración del territorio, reduciendo la brecha digital, es el cuarto objetivo estratégico del plan y para ello se ha potenciado la red de telecomunicaciones vía radio, apoyada en 137 centros propiedad del Gobierno, y se han integrado estos centros con la red de fibra óptica propia, con el fin de dar servicio en zonas remotas donde los operadores comerciales no disponen de infraestructuras de banda ancha.

Por último el plan ha priorizado las estrategias basadas en la colaboración público-privada que facilitan el desarrollo de las redes de nueva generación, compartiendo las inversiones y el riesgo asociado con el sector privado para aprovechar mejor las sinergias entre ambos.

Así, se ha puesto a disposición de los operadores el excedente de la red troncal de fibra óptica a través de NASERTIC, reduciendo sus barreras de entrada, ya que sólo deben invertir en la construcción de redes de acceso, apoyados en algunos casos por los fondos FEDER, que con anterioridad sólo se aprovechan en torno a un 15% y ahora son utilizados prácticamente en su totalidad.