ÚLTIMA HORA
Navarra pide el estado de alarma para aplicar otras medidas como el toque de queda

Localizan vías moleculares que mejoran el abordaje del cáncer de pulmón

El estudio, coordinando por la CUN, predice el pronóstico de los pacientes y abre vías para terapias personalizadas

10.02.2020 | 11:14
Jackeline Agorreta, Irati Garmendia y Luis Montuenga.

pamplona - Un estudio multicéntrico coordinando por la Clínica Universidad de Navarra (CUN) y su centro de investigación médica ha identificado una molécula que mejora el abordaje del cáncer de pulmón al predecir el pronóstico de los pacientes, lo que abre una vía para futuras terapias personalizadas. El trabajo, cofinanciado por la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), ha demostrado que la proteína YES1, que regula la proliferación de las células tumorales y su capacidad para generar metástasis, aumenta en un 15% de los adenocarcinomas y en un 25% de los carcinomas escamosos de pulmón, dos de los tipos más frecuentes de cáncer de pulmón, informaron desde la CUN.

Además, "esta alta expresión se asocia con un peor pronóstico de los pacientes, ya que aumenta la probabilidad de metástasis", explica Irati Garmendia, primera autora de este trabajo desarrollado en el marco del Programa de Tumores Sólidos del Cima. Las conclusiones, publicadas en el American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, sugieren a los investigadores que la proteína YES1 es una diana viable para el desarrollo de futuras estrategias terapéuticas personalizadas. El año pasado se calcula que más de dos millones de personas en el mundo sufrieron cáncer de pulmón y 1,8 murieron como consecuencia del mismo.Parte de este trabajo se ha realizado con muestras procedentes de 116 pacientes de la CUN y de 222 pacientes del MD Anderson Cancer Center de Universidad de Texas (EEUU). Además, ha contado con la colaboración del Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca, el Hospital Universitario Doce de Octubre, en Madrid, y el Instituto de Investigación Sanitaria del Principado de Asturias, y también han participado el Hospital Universitario Vall d'Hebron y el Instituto de Investigación Universitaria de Bellvitge, en Barcelona. - Efe