El reconocimiento de las saharauis

Médicos del mundo presenta el Plan de Género y Salud elaborado por el Ministerio de Salud Pública Saharaui

10.02.2020 | 11:25
Noelia Cobo, Doumaha Aylene y Meya Ali, ayer en el Parlamento.

En el Sahara el empoderamiento fluye en la sangre de las supermujeres. Estudian, trabajan y se ocupan del hogar. Sin embargo, el gran papel de las mujeres en la sociedad saharaui todavía no está reconocido, ya que apenas ocupan los espacios y puestos de tomas de decisiones. Así lo expuso ayer en el Parlamento foral Noelia Cobo, coordinadora de género de Médicos del Mundo en los campamentos de personas refugiadas, en contexto de la presentación del Plan de Género y Salud 2018-20. Meya Ali, enfermera y responsable del dispensario Agueinid en la wilaya de Auserd, y Doumaha Aylene, coordinadora nacional del programa de salud mental, participaron también en la presentación del informe, que se enmarca dentro del proyecto Sí, ¿saharaui? Bai: Mujeres, cultura y salud, un programa de Médicos sin Fronteras financiado junto a Gobierno foral, el Parlamento de Navarra y Ayuntamiento de Pamplona.

El informe, elaborado por el Ministerio de Salud Pública Saharaui, plantea una serie de acciones y estrategias para incorporar el enfoque de igualdad en la vida política de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), tanto a nivel estructural como de cultura organizativa. Así, el informe constata la existencia de voluntad política para integrar y dar voz a las mujeres en puestos de participación y toma de decisiones, también en lo tocante a su aplicación práctica en los emplazamientos de refugiados saharauis. No obstante, esta "aparente actitud abierta e incluso impulsora por atraer a mujeres a puestos de mayor responsabilidad y visibilidad choca con ciertas manifestaciones tendentes a "ceñir el papel de la mujer a su rol reproductivo".

El documento presentado ayer subraya asimismo el logro de resultados concretos que tienen que ver con el empoderamiento de las mujeres a nivel de acceso equitativo a recursos y beneficios, incremento de su participación en la toma de decisiones sobre su salud y sobre política sanitaria y progresiva institucionalización de género en el Ministerio de Salud Pública.

A nivel estructural, el informe señala que, si bien las mujeres ocupan algo más de la mitad de los puestos del sistema de salud (59,8%), proporción que se eleva al 70% en el caso del personal médico-sanitario, únicamente el 9,8% accede a puestos de dirección. Por lo tanto, a pesar del "reconocimiento social y profesional" que se les profesa, las mujeres "predominan en la base del sistema de salud saharaui, pero están sub-representadas en la cúspide, esto es, en los niveles de toma de decisión política, de planificación y distribución de recursos".

Entre las debilidades relevantes desde la perspectiva de género se citan en el informe la sobrecarga de tareas y responsabilidades, las dificultades de conciliación, la escasez de incentivos y de vías de reciclaje profesional, así como la desmotivación, que derivan en el "abandono temprano de la profesión y los impedimentos para incorporar mujeres al sistema de formación sanitario".

A raíz del diagnostico de la realidad social de las mujeres en el Sahara, el Plan de Género y Salud se plantea como objetivo el logro de la "igualdad de oportunidades y no discriminación en el reconocimiento, garantía y provisión del derecho a la salud de la población saharaui refugiada".

Por su parte, Cobo valoró de forma positiva la iniciativa porque "es la primera vez que se hace un plan de género dentro una institución pública saharaui. Ese es el principal valor de un documento que, por otra parte, mejora la calidad de los servicios sanitarios y las condiciones laborales de sus profesionales".

En ese sentido, Cobo destacó que el Plan Estratégico de Salud ha supuesto un giro en la apuesta política por avanzar en la igualdad de género, hasta el punto de generar una "ventana de oportunidad". Asimismo, Meya Ali, enfermera y responsable de dispensario, habló del Plan de Género y Salud en términos de "ejemplo, de modelo social para el resto de instituciones, porque en el momento que se compruebe que las mujeres pueden acceder a espacios de decisión mejorando sus condiciones de conciliación, lo lógico es que se expanda, que se imite".

hoy

Jornadas sobre mujer y salud. Facultad de Ciencias de la Salud, situada en el Complejo Hospitalario de Navarra, acogerá hoy a partir de las 16 horas unas jornadas en las que se abordará el plan de género en salud en los campamentos de personas refugiadas saharauis (CDR), de la mano de Médicos del Mundo (MdM). En el evento participarán Lehbib Breka, delegado saharaui en Navarra; Embarca Suelim El Arbi, médica de atención primaria; Noelia Cobo, coordinadora de género de MdM en los CDR; Meya Ali, jefa de dispensario y enfermera en los CDR; y Doumaha Aylene, coordinadora nacional del programa de salud mental.