Salud prevé poner en marcha el programa de cáncer de cuello de útero en enero de 2021

Estima que el programa alcance a 180.000 mujeres
El envejecimiento poblacional, la sostenibilidad del sistema y la globalización y el cambio climático, retos de Salud Pública

17.12.2019 | 17:57
La consejera de Salud, Santos Induráin, en una comisión parlamentaria anterior.

pamplona - La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, explicó ayer que su departamento tiene previsto poner en marcha en enero de 2021 el programa de detección precoz de cáncer de cuello de útero, un programa que alcanzará a 180.000 mujeres. Induráin compareció en comisión parlamentaria, a petición de Navarra Suma, para explicar las líneas estratégicas del Instituto de Salud Pública y Laboral e indicó que el programa de detección precoz de cáncer de cuello de útero se sumará al ya existente de cáncer de mama, que implica a 116.000 mujeres, y al de cáncer colorrectal, que implica a 193.000 personas.

Señaló la consejera que hay tres retos claves en materia de Salud Pública y Laboral para esta legislatura como demografía y envejecimiento; sostenibilidad del sistema y globalización y cambio climático.

La consejera comentó que "entre nuestros objetivos está la promoción de salud pública y el impulso de la intervención comunitaria y salud en todas las políticas". Y destacó el impulso al observatorio de salud comunitaria, que "permitirá la profundización y actualización de los estudios sobre estilos de vida, desigualdades en salud, obesidad infantil, adicciones con y sin sustancia, tabaco y cáncer", además de otros estudios como juventud y salud, enfermedades laborales o envejecimiento activo.

Asimismo, resaltó la promoción de la salud con, entre otras actuaciones, la profundización en la promoción de la salud de la infancia y adolescencia, el refuerzo de estilos de vida saludables, el desarrollo del III Plan de prevención de drogas y adicciones, entre ellas el juego, y el desarrollo de la educación afectivo sexual y prevención de ITS y sida.

Por su parte, la directora gerente del Instituto de Salud Pública, Marian Nuin, mencionó también la vigilancia de enfermedades transmisibles y vacunaciones; y en seguridad alimentaria y sanidad ambiental comentó el mantenimiento de las actividades propias de la Encomienda del Consejo de Seguridad Nuclear y el refuerzo de las acciones de adaptación al cambio climático en el sector salud "con el desarrollo de nuevas medidas". Además, Nuin señaló también la mejora del equipamiento técnico y desarrollo de nuevas técnicas para "mejorar la protección de la salud frente al cambio climático y agentes emergentes químicos y microbiológicos".

En materia de salud laboral, la directora gerente dijo que es necesaria la elaboración de un nuevo Plan de Salud Laboral 2021-2024 con la participación profesional y social y añadió que es importante, además, la colaboración en la planificación de implementación del plan plurianual de eliminación del amianto en Navarra, entre otras actuaciones. Destacó, en el área de disminución de la accidentalidad laboral, el impulso a la integración de la acción preventiva en la gestión empresarial, el refuerzo del programa de visitas en empresas, intervención en empresas de mayor siniestralidad y la mejora de la coordinación institucional en materia preventiva. Finalmente, Nuin mencionó el convenio con el Ayuntamiento de Pamplona para ejecutar las obras de la nueva sede del Laboratorio de Salud Pública y su equipamiento.

La parlamentaria de Navarra Suma Cristina Ibarrola señaló que el Plan de Salud Pública 2016-2020 "no nos gusta porque es una mera enumeración de acciones que viene haciendo el Instituto desde hace años" y pidió "iniciar el proceso de un nuevo plan con metas y objetivos que den respuesta a los retos". - E.P.