Vientos de 80 a 175 km/h causan múltiples incidencias en el norte y el centro de Navarra

Las piscinas de Guelbenzu, en el barrio de la Milagrosa, quedaron inutilizadas al despedazarse la cubierta

21.12.2019 | 06:17
La cubierta retráctil del centro recreativo Guelbenzu sufrió graves desperfectos.

PAMPLONA - El temporal de viento que azotó el jueves y la madrugada de ayer gran parte de Navarra, con especial virulencia en el norte y la zona centro, causó durante la madrugada de ayer numerosas incidencias, que se saldaron en algunos casos con importantes daños materiales, pero sin heridos ni desperfectos de consideración. En el alto de Gorramendi se registraron vientos huracanados de hasta 175 km/h.

En Pamplona, donde se midieron rachas de hasta 83,6 km/h, la principal incidencia se produjo en las piscinas de Guelbenzu en la Milagrosa, donde la cubierta retráctil del vaso quedó despedazada. La piscina, indicaron desde las instalaciones, quedó inutilizada y se desconoce el tiempo que será necesario para su reparación. La prueba de natación de la OPE de Policía Municipal de Pamplona prevista para hoy ha sido trasladada a la piscina Idaki de Ansoáin.

Además, la carretera de la Universidad permaneció cortada durante la noche por la caída de ramas y hubo cortes momentáneos de electricidad. Por su parte en la Ciudad del Transporte en Imárcoain se produjeron igualmente daños en empresas y vehículos, ya que algunos remolques estacionados llegaron a volcar.

Además fueron numerosas las intervenciones para retirar árboles y ramas caídas en carreteras que llegaron a impedir el acceso a Ziga, hasta que limpiaron la vía los bomberos de Oronoz, que también acudieron por la misma razón a Lekaroz (2.09 horas, en la carretera NA-4403); Elizondo (1.45 horas, calle Santiago) y a la carretera de Aniz a Ziga (NA-2540, a las 22.00 horas). Por su parte bomberos del parque de Cordovilla retiraron árboles caídos en Egüés (5.37 horas) y Urroz Villa (5.00 horas).

Además, los bomberos recogieron a las 14.17 horas una chapa desprendida de la gasolinera de Etxarren que había ido a parar a la Autovía de la Barranca, en el kilómetro 3, y unidades del parque de Oronoz se desplazaron a las 18.45 horas al barrio de Gaztelu, en Donamaria, donde el viento partió un poste del cableado del alumbrado público, lo que dejó un cable colgando sobre la calle. También se atendió desde Oronoz el desprendimiento de una chapa en el túnel de Basataundi, en la N-121-A.

INTERVENCIONES EN VIVIENDAS Bomberos de Alsasua atendieron a las 19.24 horas la rotura de un canalón del tejado de una casa en Hiriberri, en la calle de Arriba 1, y a las 19.45 horas bomberos de Estella acudieron a Puente la Reina para asegurar la puerta de una vivienda y chapas de un alero en el número 98 de la calle Mayor.

Por su parte, bomberos de Cordovilla intervinieron a las 21.07 en Irurtzun ante la amenaza de desprendimiento de una cubierta de uralita en la calle San Miguel y a las 21.14 fueron a Astráin, donde tejas desprendidas de un tejado cayeron sobre vehículos aparcados en la avenida Nuestra Señora del Perdón. También retiraron tres árboles que impedían la circulación por uno de los carriles de la NA-1110, y a las 22.30 horas intervinieron ante la caída de chapas metálicas de la cubierta de una guardería en la calle Aoiz de Pamplona.

Noticias relacionadas