La convivencia intercultural, clave para Políticas Migratorias y Justicia

El departamento se plantea como objetivos la integración y la igualdad de toda la ciudadanía con independencia de su origen, y la efectividad en la garantía judicial de sus derechos y libertades

02.01.2020 | 09:58
La convivencia intercultural, clave para Políticas Migratorias y Justicia.

PAMPLONA. El Departamento de Políticas Migratorias y Justicia, encabezado por Eduardo Santos Itoiz, ha preparado su anteproyecto de presupuestos con partidas cuya suma supera ligeramente los 11 millones de euros, y con un principio básico: garantizar la igualdad en derechos de toda la ciudadanía en las dos áreas que son de su competencia. Según el departamento, dos son las líneas clave: el fomento de la multiculturalidad y la convivencia, en lo que a la Dirección General de Políticas Migratorias se refiere; y lograr un servicio más eficaz, cercano y acogedor para la ciudadanía, que dé respuesta a las necesidades reales de la misma y defienda sus derechos y libertades, en lo relativo a la Dirección General de Justicia,

La Dirección General de Políticas Migratorias, de nueva creación, contará con un presupuesto que roza los dos millones de euros, y en los que se marcan los dos grandes objetivos: la acogida de las personas migrantes y refugiadas, por un lado, y el fomento de la interculturalidad y la lucha contra el racismo, por otro. Unos objetivos que se reflejan en la estructura de esta dirección general, con un servicio específico para cada una de estas partes de su actuación.

Trabajo con entidades locales y entidades sociales

Con respecto a la acogida y el acompañamiento, se priorizan por su importe los servicios jurídicos de asesoramiento y atención a personas migrantes que realiza Cruz Roja, a los que se dedican 225.000 euros al año a través de un contrato de servicios con la mencionada ONG. Asimismo, destacan los 97.000 euros presupuestados para el Plan de acogida integral a personas migrantes, en dos partidas que incluyen tanto la elaboración del plan como los materiales que se realizarán para la información a estas personas.

En materia de convivencia intercultural y lucha contra el racismo, destaca el incremento del 200% en lo destinado a las subvenciones a entidades locales para proyectos de diversidad cultural, reforzando el compromiso del gobierno con los ayuntamientos en el apoyo a la preparación y puesta en marcha de sus planes de convivencia intercultural. Las entidades sociales que trabajen en esta área también serán importantes agentes, por lo que se prevén 300.000 euros en subvenciones para el año 2020. Por último, cabe resaltar la partida de 97.000 euros destinadas a la realización del Plan de Convivencia Intercultural.

Los presupuestos de la Dirección General de Políticas Migratorias incluyen también diferentes acciones de sensibilización, coordinadas directamente por el Gobierno de Navarra, con campañas específicas en jornadas como el Día Mundial contra el Racismo (21 de junio) o el Día Internacional de la Persona Migrante (18 de diciembre).

Potenciación de la perspectiva de género

Por su parte, desde la Dirección General de Justicia se presentan unos presupuestos que buscan, según fuentes del departamento, "garantizar que el personal de Justicia esté adecuadamente remunerado, dimensionado y formado, para dar al conjunto de la ciudadanía el mejor servicio". "No podemos olvidar que la Justicia está llamada a defender las libertades civiles, políticas y sociales, amenazas por fenómenos como la desregulación de las condiciones de trabajo, la regresión en materia de libertades o las múltiples manifestaciones de la violencia heteropatriarcal", han señalado desde la Dirección General de Justicia.

Al respecto de lo último, se ha buscado la potenciación de la perspectiva de género en unas líneas presupuestarias que incluyen la asunción del turno de oficio de los Colegios de Abogados que atiende a las mujeres víctimas de violencia sexista. Este servicio, hasta ahora gestionado por el Instituto Navarro de la Igualdad, contará con una partida de 203.000 euros, dentro de los 3'6 millones destinados a transferencias a colegios profesionales para permitir la gratuidad de la justicia para la ciudadanía.

También se asignan importantes partidas a cuestiones como la atención integral a las víctimas de la violencia doméstica y de género (con 450.000 euros presupuestados), o a lo relacionado con la justicia restaurativa, a la que se le asignan 165.000 euros. Del mismo modo, la Dirección General de Justicia destaca que existe "una apuesta presupuestaria clara por dotar suficientemente a los equipos psicosociales, con el fin de acabar con la inaceptable dilación causada por su escasez, especialmente en temas de familia".

El departamento considera también importante, de cara a ofrecer un mejor servicio público, la modernización tecnológica y de infraestructuras. En este sentido, la apuesta presupuestaria para 2020 se inscribe en una planificación a diez años de las necesidades de espacios en los diferentes juzgados, así como la futura unificación de los juzgados de Pamplona / Iruña. Así, aparecen por primera vez partidas destinadas a hacer posible que el solar de la antigua cárcel albergue un nuevo edificio judicial, que permita unir los tribunales Económico, Administrativo, Registro Civil, etc así como la mejora de las instalaciones del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses.