Nasuvinsa impulsa un centro de biomasa forestal para las calderas del parque público

La planta, de 5.000 m2, prevé tratar como energía renovable 900 tm de madera foral al año - Cofinaciado por la UE, conlleva puestos de trabajo y mejorar la gestión forestal

25.01.2020 | 06:18
Ana Áriz (última fila) e idoia Madariaga (centro 2ª fila), de Nasuvinsa, tras la reunión celebrada en Oloron.

pamplona - La sociedad pública Nasuvinsa va a impulsar este año la construcción de un centro de acopio, tratamiento y distribución de biomasa forestal como fuente alternativa de energía renovable para las calderas de calefacción del parque de vivienda pública y los edificios del Gobierno de Navarra que vayan renovando sus instalaciones. El proyecto que cuenta con financiación de Europa se enmarca en el programa europeo PromoBiomasse, que, liderado por Nasuvinsa a través de la Agencia Lursarea, comparte con otros socios del arco atlántico, y prevé tratar anualmente en torno a las 900 toneladas de madera de la Comunidad Foral, según precisó Ana Áriz, técnica de la sociedad pública. Añadió que si el Gobierno de Navarra cumple con su estrategia de disminución del uso de combustibles fósiles y acomete el cambio de calderas de colegios, hospitales, etc, se producirá un incremento de estas necesidades.

De momento, un gabinete de ingeniería está ultimando el anteproyecto de esta instalación que se asentará sobre unos 5.000 metros cuadrados de terreno y cuya ubicación no está definida, si bien se levantará sobre suelo de Nasuvinsa. Ana Áriz explicó que primero se dará a conocer el anteproyecto a los agentes implicados -entre ellos se incluyen como colaboradores las Juntas de los valles de Aezkoa y Roncal, así como Cerderna, entre otras entidades locales-.

En cualquier caso, se trata de una instalación en la que se recibirá la madera; donde se secará y donde se tratará para su transformación en astilla fina -unos 3 o centímetros- y de calidad. "El objetivo es reducir al máximo las emisiones", indicó Áriz. "Con la estrategia 20-30 se quiere disminuir hasta el 40% todo lo que son calderas o la obtención de calor a través de combustibles fósiles. Si queremos conseguir que el 50% de las energías sean renovables, tendremos que tender a otro tipo de materiales para calentarlos, o sea para abastecer las calderas". "Y entre ellos, como puede ser la energía solar o la del viento, está la biomasa y la biomasa forestal es un producto renovable; tenemos que utilizarlo y, además, lo tenemos aquí", explica Ana Áriz.

La técnica de Nasuvinsa añadió que "lo que vamos a utilizar en esta planta es biomasa forestal exclusivamente. No se va hacer pelet, solo astillado, pero tenemos el plus de que, como va a ser utilizada en viviendas en el centro de la ciudad, tienes que ser muy delicado con el tipo de astilla. Tiene que ser una astilla de mucha calidad. Hay que tener en cuenta los rendimientos y la emisión de partículas que se hace en estas calderas y cuanto peor es la astilla, como quien dice de menos calidad, más partículas de contaminación se producen. Por ello, hay buscar calderas que tengan muy alto rendimiento con un producto de máxima calidad para abastecerlas".

Empleo y gestión forestal La planta de biomasa forestal, además, va a crear puestos de trabajo, destaca Áriza, "va a permitir que haya un transporte que viene y va. No hay estimación de puestos de trabajo a día de hoy pero está claro que va a haber puestos de trabajo directos pero también muchos indirectos".

En este sentido, Ana Áriz explica que "la mayor parte de la biomasa que tendremos en ese centro va a proceder de Navarra, lo que conlleva es que vamos a contribuir a incentivar la gestión forestal y los aprovechamientos que se realicen en Navarra y eso va a tener una repercusión positiva tanto en las arcas de los entes locales como en la generación de empleo en los pueblos donde se vayan a hacer esas cortas o esa gestión de la madera". Áriz precisó al respecto que actualmente "solo se está cortando el 40% de la madera que crece". Otro de los beneficios de una correcta gestión forestal es la prevención de incendios. "Tenemos un recurso al lado de casa que tenemos que utilizar; tenemos que defender lo nuestro", apunta Ana Áriz quien precisa que el proyecto de Nasuvinsa se dirige exclusivamente al parque público. "Hay empresas privadas dedicadas a esta actividad y en ningún caso vamos a ser competencia. Lo que queremos es que lo privado se implique en este proyecto".

reunión en oloron Los socios del proyecto europeo PromoBiomasse evaluaron recientemente en Oloron-Sainte-Marie (Francia) los dos primeros años de desarrollo de esta iniciativa europea y programaron las acciones piloto a desarrollar a lo largo de 2020, con el objetivo común de desarrollar el Modelo Integrado de Gestión Sostenible del Mercado de la Biomasa en Circuito Corto, en el marco del programa Interreg Sudoe.

Además de Nasuvinsa, figuran como socios del proyecto PromoBiomasse el Centro de Ciencia y Tecnología Forestal de Cataluña (CTFC), la Agencia Extremeña de la Energía (AGENEX), la Agência Regional de Energia e Ambiente do Interior (ENERAREA), del norte de Portugal; la Communauté de Communes du Plateau de Lannemezan (CCPL), del departamento francés de Hautes-Pyrénées; y la Association des Communes Forestières des Pyrénées Atlantiques (COFOR64), de Pirineos Atlánticos.

Este proyecto de cooperación busca impulsar el mercado energético de la biomasa forestal en el territorio SUDOE (sudoeste de Europa) y junto a las entidades citadas, participan otras 19 asociadas. El presupuesto del proyecto asciende a 1,4 millones, de los cuales FEDER aporta un millón.

en corto

Alternativa renovable. La biomasa forestal, como la de la agroindustria, la solar o la del viento, es fuente energética renovable, alternativa a combustibles fósiles.

Calderas en Sarriguren. Navarra tiene 650.000 ha forestales y Nasuvinsa ya ha instalado calderas de biomasa con 300 kw de potencia en 51 VPO de Sarriguren.

la frase

ana áriz "tenemos que defender lo nuestro"

La técnica de Nasuvinsa Ana Ariz defiende la biomasa forestal como energía alternativa para reducir las emisiones contaminantes; y por su origen foral, la creación de empleo y la mejora de la gestión forestal.