Padre de un hijo adolescente y empleado del Ayuntamiento de Bera

El pueblo de Arantza sufre dos fallecimientos en menos de un mes, tras el accidente ocurrido el 11 de enero en Olague

07.02.2020 | 06:19
Lugar en el que se produjo la fatal colisión, con dos carriles en sentido Irun por los que circulaba el turismo del fallecido.

PAMPLONA - Sin tiempo para recuperarse del fallecimiento del joven Mikel Manzano Altuna, de 21 años, quien murió en un accidente ocurrido el pasado 11 de enero en Olague, los habitantes de Arantza recibieron ayer otro duro golpe de la carretera N-121-A con el deceso de Luis Mari Andueza Agara, de 55 años. "Estamos muy disgustados", reconoció el alcalde del pueblo, Davit Iturria. "Han sido dos palos muy seguidos", añadió en referencia al deceso ocurrido ayer y el del joven donostiarra, que pasaba temporadas en Arantza, donde su familia tiene una casa.

Pottune, como era conocido por todos sus allegados, era padre de un hijo de unos 15 años y trabajaba actualmente en el Ayuntamiento de Bera, realizando tareas de limpieza y servicios múltiples. Con anterioridad, había desempeñado similares labores en el Ayuntamiento de Arantza y hace unos dos años había estado a cargo de las piscinas municipales de Igantzi. "Era un hombre de pueblo, conocido por todos. Ayer mismo estuve hablando con él", lamentó el alcalde de Bera, Aitor Elexperu, quien fue profesor en Arantza y tuvo al hijo de Luis Mari Andueza entre sus alumnos, el cual cursa actualmente sus estudios en el instituto Toki Ona de Bera. "Aunque no sabemos qué ha ocurrido, sabemos que ha habido un camión implicado en el accidente", resaltó Elexperu. Oriundo de Arantza, el fallecido ayer tenía una hermana que actualmente reside en Madrid, mientras que sus padres ya fallecieron. - J.M.S.