La Policía Foral controla a 660 conductores sin carné por condena o sin puntos

El Grupo de Delincuencia del Automóvil imputó en enero a 33 personas sin permiso

13.02.2020 | 01:11
Un agente de la Policía Foral junto a un vehículo inmovilizado cuyo conductor circulaba con el carné retirado.

PAMPLONA – Unos 460 conductores afincados en Navarra tienen el carné retirado actualmente por la pérdida de todos los puntos y otros 200 están privados del permiso por sentencia judicial, según los datos del Grupo de Delincuencia del Automóvil de la Policía Foral, especializado en la materia. Solo en enero de este año, los agentes del Cuerpo autonómico imputaron a 33 conductores por circular sin estar autorizado a hacerlo, lo que supone más de uno al día.

El atropello de dos peatones en una acera de Pamplona ocurrido el pasado lunes, cometido por un conductor de 36 años que tiene el permiso retirado desde el año 2013 por la pérdida de todos los puntos, quien además dio positivo en el test de drogas, ha puesto de actualidad esta problemática, que tiene como protagonistas a múltiples automovilistas que incumplen la privación de su derecho de conducir y acaban poniéndose al volante, así como a aquellos que conducen sin haber obtenido nunca la licencia habilitante.

Para evitar que esto suceda, desde la Policía Foral, y en concreto desde el Área de Tráfico y Seguridad Vial, se controla que las personas con el permiso de conducción retirado no conduzcan, un colectivo que en la actualidad está formado por unas 660 personas, 460 de ellas que han sido privadas del carné por la pérdida total de los puntos y otras 200 que han perdido el carné por sentencia condenatoria por la comisión de algún delito contra la seguridad vial o por un delito de lesiones u homicidio por imprudencia grave.

El Grupo de Delincuencia del Automóvil de la Policía Foral es el encargado de realizar "la vigilancia de estas personas y un análisis de la información de los atestados instruidos por Policía Foral en relación con la seguridad vial. Asimismo, se informa diariamente a las patrullas de los casos más graves, como conductores que presentan problemas de alcoholismo y suponen un riesgo potencial muy grande para la accidentalidad", exponen desde el Cuerpo autonómico.

POR LA SEGURIDAD VIAL Los objetivos principales de la detección de las personas que habitualmente conducen con el permiso retirado es "garantizar la seguridad de los demás usuarios de las carreteras navarras y que se cumplan las medidas interpuestas por el juzgado", recalcan desde la Policía Foral, desde donde advierten que muchas de las personas que conducen con el permiso retirado circulan "confiadas" en que no se va a vigilar el cumplimiento de lo que establece la sentencia de la que fueron objeto y "conducen intentando evitar los puntos más habituales de controles policiales".

Desde el año 2010 la Policía Foral ha investigado y detenido in fraganti a 590 personas que circulaban sin haber obtenido nunca el permiso. "Generalmente los conductores con el permiso retirado suelen cumplir con los periodos en los que no pueden conducir, pero las personas reincidentes son generalmente las que más se resisten a no coger su vehículo", afirman desde el Grupo de Delincuencia del Automóvil del Cuerpo autonómico.

Al respecto, los agentes de la Policía Foral destacan que "la semana pasada un conductor fue investigado dos veces y en tres días por el Grupo de Delincuencia del Automóvil. Además un empleado de un Ayuntamiento navarro fue investigado tras ser observado conduciendo un vehículo municipal con el permiso retirado por haber sido investigado en dos ocasiones con alcoholemias con tasas constitutivas de delito". En todos estos casos se incoaron diligencias judiciales por la comisión de un delito contra la seguridad vial.

¿cÓMO PERDER EL CARNÉ?

Retirada del permiso por haber perdido todos los puntos (pérdida de vigencia). Es la Jefatura Provincial de Tráfico la que retira el permiso tras notificárselo a la persona afectada, que no puede conducir hasta haber transcurrido el periodo de pérdida de vigencia. Además, debe superar un curso de reeducación y aprobar el examen correspondiente.

Retirada del permiso temporal o definitiva por la comisión de un delito contra la seguridad vial, lesiones u homicidio por imprudencia. Es el juez quien impone la pena. Si la retirada del permiso dictada en la sentencia es superior a 2 años pierde también su vigencia por lo que debería de realizar un curso y un examen de reeducación para poder volver a conducir. Si la pérdida del permiso es inferior a dos años, debe realizar también un curso de sensibilización, pero no deberá de realizar examen. Si al conductor se le controla conduciendo dentro del periodo en el que no puede conducir, o en el caso de penas de privación del permiso de conducir mayor a 2 años, se le imputa un delito contra la seguridad vial.

Retirada cautelar del permiso ordenada por un juez. Se suele dar en casos muy graves y supone la retirada del permiso de forma cautelar con anterioridad a la celebración del juicio. En este caso si el conductor es interceptado conduciendo estaría incurriendo en un delito de desobediencia.

Retirada por pérdida de facultades psicofísicas. El carné es retirado administrativamente hasta que se estime que se han resuelto las causas que han llevado a perder el permiso. Un ejemplo de esto son conductores que han perdido la visión, presentan alguna adicción a drogas o psicofármacos, personas mayores, etc. Las patrullas policiales hacen propuestas para revisiones extraordinarias, por ejemplo, cuando se advierte pérdida de condiciones. Si uno de estos conductores es interceptado y tiene retirado el permiso por estas causas se tramita una denuncia administrativa con una sanción aparejada de 500 euros.

LA CIFRA

460

CONDUCTORES SIN PUNTOS

Unos 460 conductores han perdido su permiso de conducir por quedarse sin puntos en Navarra, según los datos del Grupo de Delincuencia del Automóvil.