Aliviar al paciente y acompañar a la familia, objetivos del personal dedicado a paliativos

La Sociedad Navarra de Cuidados Paliativos celebró una jornada para aunar criterios

22.02.2020 | 02:04
El público, en su mayoría profesionales, durante la jornada celebrada ayer en el Colegio de Médicos.

pamplona – La Sociedad Navarra de Cuidados Paliativos (Palian) organizó ayer en el Colegio de Médicos una jornada de integración de equipos de cuidados paliativos con el objetivo de poner en contacto a profesionales para facilitar el intercambio de ideas y un mayor conocimiento mutuo. "Desde Palian veíamos la necesidad de hacer una foto de todos los profesionales y de lo que se está haciendo en Navarra con respecto a los cuidados paliativos, porque siempre hay cambios o novedades en los programas", explicó Ana Baños, presidenta de Palian.

La jornada, a la que acudieron alrededor de 70-80 profesionales, se estructuró en tres mesas redondas en la que participaron un total de doce ponentes, y cada una abordó un tema. La primera trató sobre los programas asistenciales que se están llevando a cabo en el Hospital San Juan de Dios, en Atención Primaria, en el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) y en la Clínica Universidad de Navarra (CUN), mientras que la segunda se centró en los programas educativos que se imparten en la Universidad Pública de Navarra (UPNA) y en la Universidad de Navarra. Una colaboración con las facultades que Baños considera "fundamental para formar en cuidados paliativos a los futuros profesionales".

La última mesa sirvió para exponer los programas que se están desarrollando en Navarra desde un punto de vista más social, como el programa de investigación Atlantes, los proyectos de intervención social SE+ y Pamplona contigo y el programa EAPS de los equipos de atención psicosicial del Hospital San Juan de Dios que financia La Caixa.

adaptarse y mejorar Son muchos los profesionales que se dedican a los cuidados paliativos, desde médicos hasta trabajadores sociales pasando por enfermeras o psicólogos. Todas estas personas trabajan de una manera integral y multidisciplinar, y atienden tanto a los pacientes como a sus familias. Y lo hacen adaptándose a las necesidades que requiere la sociedad actual. "Procuramos hacer nuestro trabajo lo mejor posible, y en todo lo que implique novedades o mejorías ahí estaremos", apuntó.

En cuanto a los servicios más novedosos que se han implantado en los últimos tiempos, Baños destacó la "musicoterapia, que se instauró hace un año en San Juan de Dios, y que consiste en el abordaje, a través de la música y con diferentes técnicas, de las emociones y la vivencia que tiene el paciente y la familia en el final de la vida. Facilita la expresión, la comunicación y la conexión", indicó.

Los profesionales se enfrentan a una población cada vez más envejecida y en la que los cuidados paliativos son de gran importancia. "Hasta hace poco los cuidados paliativos estaban ceñidos sobre todo al paciente oncológico, que es el paliativo tradicional. Ahora, en Navarra acceden a los cuidados paliativos otras patologías", explicó la presidenta de Palian, para añadir que el futuro de los cuidados paliativos está en "poder estar presentes acompañando al paciente y a su familia en ese tramo de enfermedad avanzada y al final de vida".

cuidar al cuidador La conferencia de clausura de la jornada corrió a cargo de Rafael Mota, presidente de la Sociedad de Española de Cuidados Paliativos (Secpal), que explicó el proceso de transformación que sufren los profesionales que trabajan en cuidados paliativos, basado en el proyecto de investigación Metamorfosis que comenzó en Extremadura en 2002.

"Detectamos que casi 10 años después algunos profesionales habían abandonado los cuidados paliativos o se sobrecargaban emocionalmente, entonces vimos qué estrategias de autocuidado podíamos poner en marcha para cuidar de esos profesionales que se enfrentan diariamente con el sufrimiento y la muerte", explicó.

En esa trayectoria del profesional detectaron cuatro fases: pre-cuidados paliativos, luna de miel, frustración y maduración, las cuales iban desde el entusiasmo inicial al cansancio emocional hasta llegar a la última, en la que "uno tiene que saber que tiene límites y que tiene que encontrar un equilibrio entre la vida profesional y la personal para tener también una vida satisfactoria fuera del trabajo", apuntó el presidente de la Secpal.

Entre las estrategias de autocuidado que puede seguir un profesional destacó la de identificar bien sus propias emociones, gestionarlas y canalizarlas para no caer en el burnout o la fatiga por compasión; tener resueltas sus propias situaciones personales para poder ayudar a los demás y disfrutar de su tiempo libre. "Trabajar en paliativos no es fácil; uno tiene que ser consciente de que corre un riesgo y poner en marcha estrategias para poder desarrollar bien este trabajo", concluyó Mota.

medicina paliativa

la importancia de los cuidados

Para el paciente y los profesionales. "Con la medicina paliativa hacemos presente que cuidar genera alegría, nos dignifica y nos hace mejores como personas y como sociedad", expresó Carlos Centeno, investigador del programa Atlantes del Instituto Cultura y Sociedad (ICS) y director del Servicio de Medicina Paliativa de la CUN, en un reportaje del último número de la revista Nuestro Tiempo. "El alivio del sufrimiento que traen los cuidados paliativos es muy profundo. Se convierte en sanación, esto es, la curación en las esferas más hondas de la persona. Eso ayuda a replantear los esquemas mentales y afrontar lo que pueda venir", subrayó.

"El profesional de paliativos tiene que utilizar estrategias de autocuidado para desarrollar bien su trabajo"

rafael mota

Presidente de la SECPAL