Navarra y el Estado, a favor de una posible bajada de tasas universitarias

25.02.2020 | 20:21
El ministro Castells y el consejero Cigudosa.

Pamplona. Navarra y el Estado están dispuestos a estudiar una posible bajada de las tasas universitarias, según se ha puesto de manifiesto en la Conferencia General de Política Universitaria, en la que ha participado el consejero de Universidad, Innovación y Transformación Digital, Juan Cruz Cigudosa.

Sobre esta posible bajada, Cigudosa han manifestado que se trata de "un compromiso recogido en los pactos de gobierno de Navarra y de España, por lo que estamos a favor de llevar adelante esa bajada, eso sí, respetando las reglas que nos hemos dado en la Comunidad Foral".

El consejero también ha planteado ante el ministro de Universidades, Manuel Castells, la necesidad de mejorar el calendario actual de becas, ya que actualmente las convocatorias navarras se encuentran muy determinadas por el calendario de la convocatoria estatal.

"Ese calendario marca nuestra convocatoria, que es posterior, por lo que nos vemos apoyando a familias para un curso que empieza en septiembre y acaba en junio, precisamente en junio", ha señalado el consejero.

Según Cigudosa, esto "tiene mucho que ver con la exigencia de acreditar los ingresos familiares según la declaración del IRPF del año en curso", ya que antes se aportaba la de años anteriores y "eso permitía adelantar todas las convocatorias, no sólo las de Estado sino también las autonómicas".

En este sentido, el consejero ha propuesto un calendario en el que, aproximadamente para el mes de julio, ya se pudiera conocer cuándo y con qué montante se beneficiará a cada becado o becada, ha informado el Gobierno foral.

En la sesión, además, se ha tratado la financiación de la universidad, aspecto en el que la Comunidad Foral es referente por su convenio con la Universidad Pública de Navarra (UPNA).

En este sentido, Cigudosa ha recordado que "tenemos un convenio de financiación plurianual que garantiza la estabilidad económica de la Universidad y que depende no sólo del número de grados, sino también, entre otras cosas, de la producción científica, la eficiencia en captación de recursos y de la transferencia de resultados a la sociedad".

En este punto, Cigudosa ha remarcado que la Comunidad Foral tiene recogido por ley el porcentaje de su contribución a la financiación universitaria y que para este 2020 era del 1,5 %.

"La noticia es que hemos podido superar ese dato y que Navarra ha dedicado este año un 1,76 % de su techo de gasto a la Dirección General de Universidad", ha apuntado.

Asimismo, Cigudosa ha apostado por mejorar la legislación con el fin de ordenar las etapas inicial y final de la formación universitaria, facilitando la formación dual tanto en el acceso a la universidad desde la FP como al final de los estudios de grado y la formación reglada en empresas.

En palabras del consejero, esta es una necesidad casi "imperiosa" debido a la realidad Industrial de Navarra, que cuenta con prácticamente un 30 % del PIB industrial (15 puntos por encima del Estado) y presenta un déficit de profesionales con preparación profesional en el ámbito tecnológico.

El consejero también ha participado en el Consejo de Política Científica, Tecnológica y de Innovación mantenido en el Ministerio de Ciencia e Innovación, donde se han tratado temas como la actualización del Mapa de Infraestructuras Científicas y Técnicas Singulares (ICTS). Aunque Navarra carece de estas infraestructuras, se está trabajando para contar con alguna próximamente.

Las ICTS son grandes instalaciones, recursos, equipamientos y servicios dedicadas a la investigación y desarrollo tecnológico de vanguardia y de máxima calidad, así como a fomentar la transmisión, intercambio y preservación del conocimiento, la transferencia de tecnología y la innovación.

Durante la reunión, además, se ha puesto de manifiesto la relevancia de abrir la posibilidad de formar parte de la red Cervera a los centros tecnológicos que no han podido hacerlo en la actual convocatoria por la composición actual de su consejo de administración, como es el caso de algún centro tecnológico navarro.

Por otro lado, se ha apostado por reforzar la transferencia del conocimiento creando una nueva norma para el registro de las Oficinas de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI), y por apoyar la innovación empresarial.