Defensores de la gestación subrogada piden que se respete su modelo de familia

En comparecencia parlamentaria lamentan los “duros ataques” de los partidos

27.02.2020 | 02:58
Portavoces de la asociación Son nuestros hijos comparecieron ayer en una sesión de trabajo del Parlamento.

pamplona – La asociación Son nuestros hijos, a través de su portavoz Sonia Ruano, defendió ayer en el Parlamento foral el modelo de familia a través de la gestación subrogada y lamentó los prejuicios existentes en torno a esta práctica –que no está legalizada en el Estado español–, lo que, según expuso, "tiene un impacto negativo en nuestros hijos, que están recibiendo duros ataques, especialmente por representantes políticos".

En una sesión de trabajo, solicitada por Navarra Suma, Ruano destacó que "la realidad es que cada vez somos más familias creadas por gestación subrogada" –unas 700 familias componen la asociación que trabaja a nivel estatal– y apuntó que el debate sobre esta práctica "empieza en la terminología", para subrayar que la práctica "se llama gestación subrogada porque así lo define la Organización Mundial de la Salud y las sociedades técnicas". Aseguró que "no es maternidad subrogada ni vientre de alquiler", ya que responden a "una terminología ofensiva contra nuestro modelo de familia y utilizarla tiene un impacto contra los niños que han nacido por esta técnica", señaló la portavoz.

Según valoró, "no hay mejor manera de romper prejuicios que acercarse a la realidad del tema" y, por ello, quiso compartir su historia personal. Ruano explicó que con 38 años le diagnosticaron cáncer y que, una vez ganó la batalla de la enfermedad, se enfrentó "al duelo de la infertilidad", y se mostró "muy afortunada" por haber podido recurrir a esta práctica. Así, contó que sus mellizas fueron gestadas en Chicago, donde conocieron a Cristine, "la mujer más importante de mi vida después de mi madre" y que es directora de una empresa, "una mujer empoderada que decidió libre y voluntariamente acompañarnos en este proceso".

En este sentido, Ruano consideró que "hay muchos mitos, especialmente de que todas las mujeres que son gestantes son pobres y explotadas", cuando, según aseguró, esa no ha sido su experiencia. Además, apunto que otro de los mitos es que sólo los ricos y famosos se benefician de esta práctica, ya que aseguró que en su caso se han tenido que "hipotecarse para toda la vida".

Por otra parte, quiso dejar claro que la asociación "no defiende procesos de gestación subrogada que no sean éticos y garantistas para todas las partes" para remarcar que, "desde una perspectiva feminista, estamos totalmente en contra de la explotación de la mujer". Asimismo, consideró que, "fruto de que no haya una regulación, cada vez hay más agencias que hacen procesos que no son éticos y que nosotros denunciamos y perseguimos".

Por otra parte, la portavoz de Son nuestros hijos se refirió a las declaraciones de la parlamentaria socialista Nuria Medina en otra sesión de trabajo en la Cámara en la que se trató el tema de los vientres de alquiler, en la que intervino la Plataforma Navarra de Mujeres por la Abolición de la Prostitución, y en la que declaró que en el PSN apoyan "señalar y perseguir socialmente a esas agencias y rechazar a esos supuestos padres como pretendemos hacer con los puteros". En consecuencia, según afirmó Ruano, el Defensor del Pueblo de Navarra ha recibido un centenar de denuncias contra la socialista.

En dicha sesión de trabajo la Plataforma la Abolición de la Prostitución pidió el rechazo institucional del Parlamento a "cualquier fórmula que ampare la legalización de los 'vientres de alquiler' o cualquiera de sus efectos", ya que, a su juicio, se trata de una práctica "absolutamente perversa" de "violencia machista contra las mujeres" y, asimismo, demandó "leyes que agilicen el sistema de adopción en lugar de optar por la legalización de una práctica que atenta contra los derechos humanos de mujeres e infancia".

"no se subroga, hay un alquiler" En el turno de los grupos, Isabel Olave, de Navarra Suma, explicó que en la coalición, integrada por UPN, Ciudadanos y PP, "mayoritariamente no mantenemos posiciones favorables a la legalización de la gestación subrogada", a excepción de la formación naranja que "sí está a favor de su legación en casos de probado altruismo". Por su parte, Geroa Bai e EH Bildu, llamaron a "rebajar la tensión" respecto aun tema "que no es fácil juzgar". Nuria Medina, del PSN, consideró que "no se subroga nada", sino que "hay un alquiler del cuerpo de la mujer" y definió esta práctica como una "explotación reproductiva de las mujeres".

apuntes

Prohibido en 120 países. Hay 120 países que prohiben el "alquiler de los vientres" y otros nueve que permiten esta práctica.

Caída de la adopción. En 10 años el número de niños extranjeros adoptados en el Estado ha caído de 5.541 a 531, mientras que de 2010 a 2017 los nacidos a través de la gestación subrogada han sido 972.