Chivite aboga por un decreto del euskera consensuado y Esparza amenaza con ir a los tribunales

La normativa tendrá "garantía jurídica" y se ajustará a la realidad sociolingüística

06.03.2020 | 01:31
Un sonriente Esparza escucha las explicaciones de la presidenta.

pamplona – La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, aseguró ayer que el Ejecutivo está trabajando "a buen ritmo" en un nuevo decreto de euskera que tenga "garantía jurídica" y se ajuste a la realidad sociolingüística de la Comunidad Foral. En su intervención, Chivite apeló al consenso y a dejar fuera de la lucha partidista la política lingüística. Por su parte, el portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, pidió que no haya "ciudadanos de primera y de segunda por no saber euskera" y amenazó que, de lo contrario, irá "al juzgado".

En respuesta a una pregunta de Navarra Suma en el pleno del Parlamento, Chivite explicó que el Gobierno "está trabajando de manera interdepartamental para construir una norma con plena solidez y plena garantía jurídica" y recordó que este mismo miércoles se conoció el dictamen del Consejo de Navarra, que establece que "se puede considerar como mérito el euskera en la zona no vascófona sin necesidad de modificar la ley".

La jefa del Ejecutivo adelantó que su objetivo es "lograr el mayor grado de consenso social, político y sindical" en torno a la nueva normativa e hizo un llamamiento a los grupos políticos para "dejar fuera de la lucha partidista la política lingüística". "El compromiso de este Gobierno es con una política lingüística que responda a la realidad de nuestra comunidad, que atienda a la demanda, que garantice un buen servicio a la ciudadanía y que parta del hecho de sacar el euskera de ser arma arrojadiza a situarse en un concepto de valor patrimonial común", afirmó la presidenta.

cumplir el acuerdo programático En su turno de intervención, el portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, aseveró que "la pasada legislatura hemos sufrido una política lingüística sectaria, que no respondía a la racionalidad ni a la realidad sociolingüística de Navarra, sino a las obsesiones del nacionalismo vasco". En este sentido, Esparza insistió en que ahora "las formaciones nacionalistas quieren marcar el camino" al Gobierno de Navarra y "vuelven a insistir en la valoración del euskera como mérito en la zona no vascófona". "Dicen que la nueva norma tiene que ser garantista para los vascoparlantes pero no hablan ni media palabra de respetar la igualdad de oportunidades para el acceso a la función pública, ni media palabra de respetar la realidad sociolingüística de la zona no vascófona, de defender los derechos del 98% de los habitantes de la zona no vascófona que no saben euskera", señaló el regionalista.

Tras ello, el portavoz de Navarra Suma aseguró que "no vamos a permitir que se trate a unos navarros como ciudadanos de primera y a otros de segunda por no saber euskera" y amenazó con ir a los tribunales. "Si tenemos que ir al juzgado iremos al juzgado, lo digo con absoluta tranquilidad pero con firmeza", remarcó.

No obstante le dijo a Chivite que si necesita ayuda para defender la igualdad de oportunidades "tendrá la mano tendida", para concluir que este tema "estratégico" es un "buen tema para que demuestre que manda en el Gobierno". La presidenta le replicó que "no se ponga nervioso" y negó la mayor al aseverar que "UPN y PSN no han compartido política lingüística nunca. Ustedes han estado siempre en contra de cualquier cosa que tuviera que ver con el euskera. El acuerdo de legislatura, concluyó, es claro en materia de política lingüística, es en lo que trabajan y lo que van a cumplir.

"UPN y PSN nunca han compartido política lingüística. Ustedes van siempre contra el euskera"

maría chivite

Presidenta del Gobierno foral

"No vamos a permitir ciudadanos de primera y de segunda por no saber euskera. Iremos al juez"

javier esparza

Portavoz de Navarra Suma