Crece un 9% la población euskaldun tras la implantación del I Plan del Euskera

En 2016 eran 69.000 personas y en 2019, 76.000, y el presupuesto de Euskarabidea ha aumentado de 4,2 a 7,3 millones

10.03.2020 | 00:45
Manifestación que reclamó el derecho a estudiar en euskera en todos los ciclos formativos el pasado 29 de febrero en Pamplona.

pamplona – Con el objetivo de responder a las necesidades y derechos de los navarros euskaldunes y de impulsar el euskera como un valor propio de toda la ciudadanía, el anterior Gobierno de Navarra elaboró el I Plan Estratégico del Euskera –para planificar y dotar de recursos la política lingüística– cuyos resultados presentaron ayer la consejera de Relaciones Ciudadanas, Ana Ollo, y el director gerente de Euskarabidea, Mikel Arregi. Así, tras la finalización del primer plan (2016-2019) la población euskaldun ha crecido un 9,2% en este periodo, pasando de 69.000 personas en 2016 (12,9% de la población) a los 76.000 hablantes en 2019 (14,1%).

Asimismo, las personas navarras adultas que estudiaban este idioma eran 4.868 en el curso 2015-2016 y 5.213 en el 2019. También han aumentado el número de ayudas concedidas por el Gobierno foral, ya que en 2018 se beneficiaban de becas para estudiar euskera 650 personas adultas y 950 en 2019. Además, en la actualidad, los estudiantes inscritos en modelo D suponen el 30%. En cuanto al presupuesto, la dotación económica de Euskarabidea ha pasado de 4,2 millones en 2016 a los 7,3 actuales.

Estas son las cifras principales que destacaron ayer Ollo y Arregi en la evaluación del Plan del Euskera que busca proteger y fomentar el euskera, "un valor propio de todos y todas las navarras, no solo de los euskaldunes", defendió la consejera. Con la evaluación de este plan, sostuvo, se sientan las bases para la elaboración del II Plan Estratégico del Euskera, que buscará, a través de un amplio proceso participativo, un mayor consenso social y político en torno a esta lengua.

el 85% del plan, desarrollado Conformado en torno a seis ejes, se marcaba 29 objetivos de los que han sido trabajados 28 (97%) y se han desarrollado 58 de los 68 ámbitos de actuación (85%), a través de 112 de 172 acciones específicas. En concreto, el primero de esos seis ejes es el relativo al uso social y que tenía como objetivo el aumento del uso del euskera facilitando a los hablantes su uso en todos los ámbitos sociales. Se han desarrollado el 64% de las acciones recogidas en el plan y las más reseñables son el aumento considerable de las subvenciones para el fomento del uso del euskera; la puesta en marcha de Euskaraldia; o la consolidación de las jornadas Sarean Euskaraz de promoción de la cultura digital en euskera.

El segundo, relativo a los nuevos hablantes, fijaba como objetivo estratégico el incremento del número de euskaldunes y ha sido trabajado en su totalidad, en 16 ámbitos y 33 acciones. Destacan el aumento de las subvenciones para el aprendizaje de euskera en personas adultas, la escolarización en este idioma o el apoyo a la transmisión a través de la familia.

En lo relativo al tercer eje, referente a los servicios públicos, el objetivo estratégico era el de capacitar a las administraciones públicas para ofrecer sus servicios en euskera y se han trabajado el 73% de los objetivos específicos en un total de 18 acciones.

En el eje centrado en el prestigio y el atractivo –planificado con el objetivo de vincular el euskera a valores positivos de la sociedad– se han trabajado el 55% de las acciones específicas dentro de nueve ámbitos de trabajo.

El ámbito económico, objetivo central del quinto eje, ha sido el que cuenta con un menor grado de desarrollo y ejecución. Se han trabajado el 36% de las acciones. Destaca la creación de una convocatoria de ayudas específica para el fomento del euskera en las empresas.

Por último, el sexto eje, referente al marco lingüístico, tenía como objetivo estratégico el desarrollo de una normativa que permitiese cumplir los objetivos del Plan, profundizar en la colaboración entre organismos y obtener datos que posibiliten la planificación lingüística. Destaca la normativa desarrollada, así como los diferentes diagnósticos y estudios de la situación del euskera.