El Gobierno refuerza el papel del Ejército militarizando servicios públicos

Las Fuerzas Armadas realizarán labores de seguridad, transporte de personas y materiales, y protección de infraestructuras El Ejecutivo pone a disposición de las CCAA todas las residencias privadas de mayores

23.03.2020 | 01:09
Un militar del Ejército de Tierra mantiene orden ante un comedor social de Murcia en el séptimo día de estado de alarma. Foto: Efe

pamplona – El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, confirmó ayer la prórroga del estado de alarma durante otros quince días más. El anuncio lo realizó durante una rueda de prensa en Moncloa tras reunirse por videoconferencia con los presidentes de las comunidades y las ciudades autónomas. En esa misma comparecencia, el jefe del Ejecutivo anunció nuevas medidas que se añaden a las ya adoptadas para combatir la crisis sanitaria del coronavirus.

ejército

Nuevas competencias

Las Fuerzas Armadas ampliarán en los próximos días su participación en la lucha contra el coronavirus y pondrán en marcha nuevas labores de seguridad, transporte y protección de infraestructuras críticas. Pero además, militares comenzarán a realizar patrullas conjuntas con miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

El Ministerio de Defensa detalló ayer que, entre las nuevas labores de las Fuerzas Armadas, están previstas en los próximos días patrullas de mixtas con Policía Nacional y Guardia Civil tanto en zonas poblada como en zonas no poblada. Por ejemplo, en zonas turísticas en fronteras o en lugares de tránsito o posible aglomeración de personas.

Los militares también incrementarán su labor de control de infraestructuras críticas y apoyo logístico para la distribución del material sanitario, incrementando las labores de transporte de personas y de materiales que pudieran ser necesarios.

Además, colaboran en la instalación de espacios de atención para personas vulnerables en Ifema (Madrid) y en la Fira en Barcelona, en la desinfección de residencias de mayores y en apoyo a la instalación de hospitales de campaña de las comunidades.

También colaborarán en el transporte de enfermos por vía aérea o terrestre de centros hospitalarios saturados a otros con mayor disponibilidad de acoger a afectados por el coronavirus.

Y también las Fuerzas Armadas colaborarán en el transporte de material sanitario procedente del extranjero, así como en el transporte de personas entre la Península y los territorios extrapeninsulares, así como de personas que quieran regresar a España en los próximos días.

Disposición pública

Residencias privadas

Pedro Sánchez anunció que se va a disponer que todas las comunidades autónomas tengan las instalaciones y los medios materiales y humanos de las residencias privadas de mayores a su disposición.

El jefe del Ejecutivo explicó que se va a poner a disposición de las autonomías los recursos del sector privado residencial de mayores. "Ya lo hicimos con la sanidad privada y hoy lo hacemos con las residencias de mayores privadas", precisó Sánchez.

Esta decisión tiene como objetivo, según recalcó, paliar la saturación de las residencias públicas de mayores y mejorar las condiciones de vida de los mayores así como reducir su nivel de riesgo de contagio.

Por otro lado, se ha dictado otra orden a través de la cual el Gobierno facilitará recursos a los entes locales para el reparto a domicilio de comida, productos de primera necesidad y productos farmacéuticos a personas mayores, de manera que no tengan que salir para obtener estos recursos.

PROTECCIÓN

1.602.800 mascarillas

El Ministerio de Sanidad ha repartido durante este fin de semana entre las comunidades autónomas un total de 1.602.800 mascarillas destinadas a pacientes y profesionales sanitarios, informó ayer el propio ministerio en un comunicado.

La mayor dotación de este material sanitario ha ido a parar la Comunidad de Madrid, que ha recibido un total de 1.212.261 mascarillas (un 29,96% de la partida), seguido de Cataluña (513.393 mascarillas, que suponen un 12,69% del total repartido) y Andalucía (444.083, el 10,98%).

Desde el pasado 10 de marzo se han distribuido un total de 4.046.089 mascarillas en todo el territorio nacional, repartidas en función del porcentaje de población y en las necesidades epidemiológicas.

Además, Sanidad ha reforzado los procesos de adquisición de este producto sanitario a través de nuevas compras de partidas mucho más numerosas, que llegarán a España a lo largo de la próxima semana.

Restricciones

Control de viajeros

El Gobierno de Sánchez ha acordado restringir el acceso de viajeros a través de las fronteras exteriores de España, en concreto las situadas en puertos y aeropuertos desde de las 24.00 horas de ayer.

Con esta medida, solo se permitirá el acceso por esos puntos fronterizos, además de a los españoles y a los residentes en España, a residentes en la Unión Europea o Estados Asociados Schengen, que se dirijan directamente a su lugar de residencia.

También podrán circular los titulares de un visado de larga duración expedido por un Estado miembro o Estado Asociado Schengen que se dirijan a éste; trabajadores transfronterizos; profesionales sanitarios o del cuidado de mayores que se dirijan a ejercer su actividad laboral; personal dedicado al transporte de mercancías, en el ejercicio de su actividad laboral y el personal de vuelo.

La orden, firmada por el ministro del Interior, tendrá una vigencia inicial de 30 días, "sin perjuicio, en su caso, de las posibles prórrogas".

Producción

Autoabastecimiento

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, eludió ayer aclarar si se parará toda la producción como ha anunciado Italia, dado que, a su juicio, el parón económico es ya prácticamente total, y defendió la necesidad de que España sea capaz de autoabastecerse de material sanitario, no para hacer frente sólo a esta crisis, sino a futuras pandemias.

Asimismo, recordó que la duración de las medidas económicas implementadas era de un mes, por lo que no hace falta ampliarlas ante la prolongación del estado de alarma y, en todo caso, afirmó que se mantendrán en vigor en función de dicho estado.

Sánchez aseguró que "la capacidad de fabricación (de material sanitaria) del Gobierno de España es total y absoluta", por lo que subrayó que es "muy importante" dirigir la industria manufacturera y otras de otro tipo de bienes de consumo, como el alcohol, a la producción de material de desinfección, producción de mascarillas, batas, respiradores o test.