Salud dispuso de 47.660 mascarillas defectuosas de las que solo se usaron 4.113

Se realizarán pruebas PCR a todos los sanitarios que hayan podido usarlos

21.04.2020 | 01:43
Mascarilla defectuosa de la marca Garry Galaxy. Foto: Europa Press

PAMPLONA– El Departamento de Salud ha recuperado y retirado un total de 43.647 mascarillas defectuosas, más del 90% de las 47.660 unidades que se repartieron en hospitales, centros de salud y centros sociosanitarios entre el 1 y el 16 de abril, procedentes de una partida suministrada por el Ministerio de Sanidad. Son 4.113 (8,62%) las unidades que no se han recuperado y que puedan ser devueltas en parte en las próximas horas. Con el fin de extremar la prevención y su protección, Osasunbidea realizará pruebas PCR a todo el personal sanitario y sociosanitario que pueda haber utilizado alguna de ellas, tal y como informó ayer a los sindicatos.

El Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del SNS-O envió una alerta de retirada para todos los centros el jueves 16 de abril tras recibir la comunicación oficial por parte del Ministerio de Sanidad. No obstante, al tener información previa de que el Ministerio estaba estudiando la validez de las mascarillas, el producto se dejó de servir desde almacén el día 14 de abril.

Entre el material recibido, se comprobó que un lote de 12.670 mascarillas no cumplía con la protección indicada y exigida, lo que motivó la retirada de todos los lotes. Se trata de mascarillas de la marca Garry Galaxy N95 contenidas en envase verde, que no son compatibles con la protección homologada correspondiente a la clasificación europea del modelo FFP2. Además, según explicó en rueda de prensa el vicepresidente primero, Javier Remírez, el Gobierno está realizando "un estudio interno sobre a cuántos o a qué profesionales ha podido afectar" el uso de estas mascarillas.

Por otro lado, el Departamento de Salud, a través de la Dirección de Profesionales de Osasunbidea, ha trasladado un comunicado a los agentes sindicales para abordar "conjuntamente el proceso de identificación del material defectuoso". Además de ofrecer información detallada sobre la situación generada por el reparto de este material defectuoso, Salud ha transmitido la decisión de realizar las pruebas PCR que sean necesarias y el procedimiento para llevarlas a cabo, con los que garantizar que todos y todas las profesionales sanitarios y sociosanitarios que hayan podido emplear este material en condiciones de riesgo de contagio por COVID-19 sean testados.

cinco días para retirarlas En este aspecto, LAB manifestó en una nota de prensa que la Dirección de Cuidados de Enfermería fue avisada por parte de la plantilla de que las mascarillas FFPP 2 de envoltorio verde eran defectuosas el 12 de abril y que "han tardado cinco días en retirar esas mascarillas", en los cuales el personal ha estado "totalmente expuesto".

El sindicato ha exigido una investigación sobre la gestión de este hecho "para saber por qué se tarda tanto en retirar material defectuoso, y cómo es posible que sea la plantilla la que tenga que avisar ante la ineficacia de los responsables de controlar la idoneidad de los materiales de los EPI".

"Se va a realizar un estudio interno sobre a cuántos profesionales ha podido afectar"

javier remírez

Vicepresidente del Gobierno de Navarra