Proyecto piloto de vigilancia en las residencias mediante una solución telemática y brazaletes térmicos

Chivite asegura que Navarra puede realizar hasta casi 5.000 PCR diarias para detectar positivos en todas las personas con síntomas

24.04.2020 | 14:10
La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite.

La Presidenta de Navarra, María Chivite, ha anunciado hoy en la Comisión de Régimen Foral del Parlamento, que, a partir de mayo, se va a poner en marcha un proyecto piloto de vigilancia de la salud a las personas mayores que viven en las residencias de la Comunidad Foral.

Se trata de una solución telemática consistente en un brazalete con un dispositivo que permite la toma de temperatura corporal de la persona residente que lo lleva y, que a través de una aplicación y panel de control, posibilita la monitorización de la personas mayores por parte de cada centro residencial. La experiencia que se iniciará en varias residencias tiene "como objetivo ayudar, mediante un desarrollo tecnológico, a realizar una detección precoz y un mejor seguimiento de los contagios mediante la medición de la temperatura corporal", ha indicado la Presidenta.

El proyecto es fruto del trabajo coordinado entre los Departamentos de Derechos Sociales y de Universidad, Innovación y Transformación Digital, y la Fundación Industrial Navarra.

Por otro lado, María Chivite se ha referido a los casos en las residencias y ha indicado que "el martes de esta semana terminamos de realizar los test a la totalidad de las personas de los centros residenciales de más de 50 camas". Ha añadido que "se ha pautado que no habrá ningún alta, o vuelta al lugar de residencia habitual sin previo PCR negativo". Precisamente, hoy se ha conocido que Navarra ha incrementado su capacidad para hacer pruebas PCR hasta las 1.400 diarias, cifra que podría llegar hasta las casi 5.000 diarias, lo que permitirá aplicarlas a cualquier persona que presente síntomas, tanto en el espacio hospitalario como de Atención Primaria.

Fase de desescalada en Navarra

Asimismo, la Presidenta ha explicado que Navarra se está preparando para una fase de desescalada que "no será fácil y hay que hacerlo bien, pero, a diferencia de la otra cara del proceso, de hace más de un mes, en el que el objetivo era ir subiendo peldaños hacia el confinamiento y paralización, la meta será ahora ir bajándolos en el futuro hacia la recuperación de una normalidad relativa pero sin tropezar".

Ha recordado que a, partir de este domingo, ya podrán salir los menores de 14 años a la calle "en determinadas situaciones y condiciones", lo que ha calificado de "buena noticia" para muchas familias y ha deseado "que sea la antesala de otras que vayan llegando". "El siguiente paso tendrá que ser la salida, por supuesto ordenada, de aquellas personas cuya salud depende de los paseos, de moverse, de hacer ejercicio, como personas enfermas de corazón entre otras", ha adelantado.

La Presidenta ha señalado que "estamos a las puertas de un escenario deseado por todos y todas pero que hay que preparar correctamente si no queremos dar pasos atrás. Nos acercamos a una fase de desescalamiento que como la de escalada deberá ser progresiva, consensuada, monitorizada y llevada a la práctica con mucha prudencia y rigor", ha dicho.

Según ha indicado, para abordar esta fase hay que tener en cuenta varias cuestiones fundamentales: la disminución sostenida de la propagación de la enfermedad y de nuevos casos; las capacidades suficientes del sistema sanitario y las capacidades de vigilancia, seguimiento, control e información.

Chivite ha explicado que "los expertos sanitarios añaden un cuarto criterio, que tiene que ver con la habilitación de diferentes medidas y medios de protección colectiva". En este sentido, considera que "Navarra se encuentra en una disposición razonablemente buena para abordarla correctamente aunque insisto en que es un proceso complejo en el que la corresponsabilidad será fundamental de nuevo".