Gimeno insiste en los exámenes de idiomas pese a la oposición de las escuelas oficiales

El consejero dice que Educación tendrá un "plan perfectamente establecido" para el curso que viene

07.05.2020 | 01:07
Alumnos realizando una de las pruebas del título EGA.

pamplona – El Departamento de Educación del Gobierno foral está valorando la posibilidad de determinar los espacios, tiempos y modos de hacer los exámenes en las Escuelas Oficiales de Idiomas, previstos para comenzar el próximo 22 de mayo y a los que están convocados más de 11.000 alumnos y alumnas, aunque dichas fechas "pueden ser alteradas por el estado de alarma y las fases de la desescalada y los protocolos de seguridad". Así lo explicó ayer el consejero de Educación, Carlos Gimeno, al ser preguntado en rueda de prensa por los medios de comunicación respecto al posible aplazo de las fechas de dichos exámenes donde indicó que "se trasladaron la semana pasada unas instrucciones con un planteamiento de fechas para las pruebas". Así, el responsable de Educación consideró que "trasladarlas a septiembre es hurtar derechos al alumnado, hurtar de la prueba extraordinaria; y si no es en mayo, en junio y con las mejores garantías posibles", mientras que las Escuelas Oficiales de Idiomas de Navarra reiteran que es "inviable" la realización de los exámenes de los certificados de idiomas en las fechas previstas a raíz de la crisis del coronavirus.

trabajo con la comunidad educativa Por otra parte, durante la rueda de prensa el consejero Gimeno señaló que, de cara al curso escolar que comenzará en septiembre y en caso de que pudiera volver a producirse una situación como la actual, el departamento "tendrá un plan perfectamente establecido para que los centros tengan muy claro lo que tienen que hacer y que la calidad educativa se pueda preservar de la mejor manera posible".

Al ser preguntado por las palabras de la ministra Isabel Celaá sobre la posibilidad de que los colegios tengan que reducir a la mitad el número de alumnos en las aulas, Gimeno afirmó que Educación tiene que "ser previsible y prever todos los escenarios". "Vamos a trabajar de aquí a septiembre, con la comunidad educativa, en determinar un escenario que pueda producirse", dijo, para añadir que "habrá que hacer un estudio de espacios, de tiempos, de las condiciones sanitarias, de los elementos de higiene, ver si la dotación de equipos informáticos va por buen camino...". Gimeno manifestó que, "ante la incertidumbre, el departamento tendrá que tener un plan perfectamente establecido para que los centros tengan muy claro lo que tienen que hacer y que la calidad educativa se pueda preservar de la mejor manera posible".

Además, sobre si volverán las aulas 0-6 años desde el 25 de mayo, el consejero indicó que Educación "está en pleno trabajo de esas circunstancias" y que Navarra está siendo "proactiva" ya que "fue Chivite quien preguntó a Sánchez si existía la posibilidad de volver a las aulas", recordó. Gimeno explicó que han propuesto un sistema de participación amplio y una interlocución con todos los agentes del ámbito educativo de Navarra y que están a la espera de ver "qué dice el Consejo Escolar de Navarra".