Navarra, preparada para afrontar un rebrote de coronavirus

Salud advierte de que la desescalada no es "un examen" cada 15 días y pide que prime "la prudencia y la monitorización" del proceso

14.05.2020 | 12:56
Una camarera atiende a dos clientes en la terraza de un bar de la Plaza del Castillo de Pamplona.

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, ha manifestado este jueves que habrá algún rebrote de coronavirus y que Navarra está preparada para afrontarlo. "Nuestros profesionales han aprendido mucho y todos hemos aprendido desde la humildad", ha manifestado.

Induráin ha respondido en el pleno del Parlamento a una pregunta oral de Navarra Suma sobre el plan de contingencia ante posibles rebrotes de casos de Covid-19 y ha indicado que "la solvencia del sistema sanitario navarro ha sido un elemento valorado positivamente por el Ministerio".

Ha explicado que en "Navarra, pese a haber sufrido la epidemia de manera especial, los profesionales siguen trabajando en un triple sentido, por un lado, reprogramando la actividad ordinaria, manteniéndose en alerta por si la epidemia repuntara e interiorizando lecciones aprendidas en funcionamiento, en coordinación de equipos...; es difícil el equilibrio pero los profesionales saben manejar".

Induráin ha señalado que, ante un posible rebrote, "el sistema sanitario navarro puede incrementar las camas de agudos en 1.400 puestos, un 47 por ciento más; y en UCI podrían añadirse 92 puestos, de 82 a 174". "En los momentos más duros se precisaron 812 camas y 93 pacientes en UCI y actualmente hay 105 ingresados y 20 en UCI", ha comentado.

La consejera ha señalado que "seguimos contando con dispositivos previstos del plan de contingencia para los escenarios más duros como un hospital de campaña, recursos hosteleros..." y "se podrían poner en funcionamiento 65 respidadores más de los ya disponibles".

En cuanto al material de protección, ha comentado que "disponemos de reservas para un más que razonable periodo de tiempo y para un rebrote que nadie deseamos y que nadie descarta".

La parlamentaria de Navarra Suma Cristina Ibarrola ha señalado que "toca hacer un análisis exhaustivo de la gestión de la crisis para afrontar un posible rebrote con mayor confianza y seguridad" y "toca hacer autocrítica". Ha pedido un plan de contingencia que sea "participado, objetivo y transparente".

Según ha dicho, "Navarra es la tercera CCAA con mayor incidencia acumulada en los últimos 14 días de casos por Covid". "Somos la tercera Comunidad también con mayor mortalidad por 100.000 habitantes por Covid", ha añadido, para afirmar que "los datos nos obligan a hacer una profunda reflexión".

Ibarrola ha señalado que "el proceso de desescalada está rodeado de demasiadas incertidumbres" y "se limitan a enumerar un montón de indicadores, demasiados". "Hemos iniciado la desescalada sin conocer una foto real de la pandemia", ha criticado, para opinar que "no hay certezas de afectación por subgrupos, tenemos muchas lagunas en cuanto a casos confirmados y fallecidos".


La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, ha afirmado este jueves que la desescalada en las medidas de la pandemia de coronavirus no es ir a "un examen a Madrid cada quince días" y ha pedido que prime "la prudencia y la monitorización" del proceso.
Induráin, quien ha respondido en el pleno del Parlamento de Navarra a una pregunta de Geroa Bai, ha declarado que la participación es "un ingrediente clave" para lograr un consenso sobre la desescalada.

La consejera ha explicado que la gestión de la desescalada se lleva a cabo con una estructura de "capas de cebolla", en la que el "núcleo más duro" corresponde a los técnicos de salud pública y profesionales del sistema sanitario, que se encargan de evaluar aspectos como número de casos nuevos o las UCI.

Después estaría la esfera de coordinación interdepartamental e interinstitucional, luego la Comisión Navarra de Transición, con personas referentes en sus ámbitos, y el apoyo de expertos a nivel internacional, y después, el espacio político.

Induráin ha destacado que se tiene el "sabor positivo" de que Navarra va avanzando en este proceso de desescalada, pero también el "sabor agridulce" de que los plazos para el paso a fase 1 se acortaron y el proceso participativo no fue todo lo "global" que se deseaba.

Tras comentar que la zona básica es "un ámbito en el que basar esta adaptación territorial" de la desescalada, la consejera ha subrayado que se están dando "pasos claros y sobre seguro" y se va a aplicar "una gran dosis de prudencia y de cautela".

La portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha manifestado que, "en un momento tan complicado como el que se está viviendo", hay que hacer "un llamamiento a la prudencia por parte de la ciudadanía".

Geroa Bai, ha dicho, considera que en Navarra "las cosas se están haciendo de una manera comprensible y compartida".
noticias de noticiasdenavarra