alerta sanitaria

El CHN participará en un estudio estatal de autopsias a fallecidos por covid-19

Pretenden conocer cómo evoluciona la enfermedad para mejorar las terapias

24.05.2020 | 01:22
Irene Amat, Raquel Beloqui, Victoria Zelaya y Alicia Córdoba, del servicio de Anatomía Patológica. Foto: cedida

pamplona – El Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) es uno de los hospitales seleccionados para participar en el estudio sobre autopsias a pacientes fallecidos por covid-19 que lideran las sociedades españolas de Anatomía Patológica (SEAP) y de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC). Cada uno de los diez hospitales participantes en este estudio multicéntrico realizará cinco autopsias, hasta completar un total de cincuenta, que permitan conocer mejor los mecanismos de evolución de la enfermedad a través de los hallazgos en los tejidos y órganos analizados, con el fin de mejorar el diseño de las estrategias clínicas y terapéuticas frente al covid-19, informó el Gobierno foral.

En palabras de Alicia Córdoba, jefa de Anatomía Patológica del CHN, servicio responsable de realizar las necropsias, "a lo largo de estas semanas, ha ido aumentando nuestro conocimiento sobre el covid-19 y han mejorado los tratamientos. Esto ha llevado a la mejora de la supervivencia y, cuando no ha sido posible, ha alargado la duración de la enfermedad, lo que seguramente hará más evidente las posibles secuelas en el organismo". Según se recoge en las condiciones del estudio, "la realización de autopsias sistemáticas y regladas" puede ayudar a estrechamente a mejorar el conocimiento sobre la patogénesis de la enfermedad, aunque se reconoce que, hasta ahora, "las evidencias procedentes de estudios necrópsicos son muy limitadas".

Según puntualiza Córdoba, "en las fases iniciales de la enfermedad, la Sociedad Española de Anatomía Patológica recomendó no realizar autopsias de pacientes con covid-19". Entre las razones que proporcionaba se encontraban tanto el riesgo de propagación del virus a través de este procedimiento post mortem, como la escasez en ese momento de salas de necropsia que reunieran los adecuados niveles de seguridad. En concreto, los hospitales participantes en el estudio deben disponer de una sala de autopsias con nivel de bioseguridad BSL3.

noticias de noticiasdenavarra