"Las vidas negras también importan"

Este sábado se ha vuelto a celebrar en Iruña una protesta contra "del racismo y la brutalidad policial"

06.06.2020 | 12:34
Mil personas se han concentrado este sábado en el barrio de la Rochapea

"Las vidas negras también importan" es el mensaje que ha querido dejar clara la concentración de protesta celebrada este sábado en Pamplona en contra "del racismo y la brutalidad policial".

Cientos de personas han participado, en el barrio pamplonés de la Rochapea, en una concentración en la que, bajo el lema 'Black Lives Matter', se ha rechazado el "racismo estructural e institucional".

La movilización ha sido convocada por África Unida, Flor de África, EH 11Kolore, Karabana Mugak Zabalduz, Papeles y Derechos Denontzat, Iruñea Ciudad de Acogida y SOS Racismo, y ha tenido lugar en la avenida Marcelo Celayeta de Pamplona, en el lugar donde fue detenido Elhadji Ndiaye, ciudadano senegalés que falleció posteriormente en dependencias policiales.

Los asistentes, gran parte de ellos vestidos con ropas de color negro, se han puesto de rodillas y con el puño en alto, un gesto contra el racismo que se ha extendido en las diferentes movilizaciones en protesta por la muerte en Estados Unidos de George Floyd a manos de la policía de Minneapolis.

En un comunicado, los convocantes han afirmado que la muerte de George Floyd en una detención "extremadamente violenta", "vuelve a poner de manifiesto la expresión más atroz de un racismo estructural e institucional que no cesa, que es insoportable, que no toleramos y frente al que nos levantamos con indignación y rabia".

"La imagen de su cuerpo violentado, tendido en el suelo, clamando auxilio, se suma a las miles de imágenes de violencia que atraviesa las vidas y los cuerpos de personas racializadas, que siguen categorizadas y empujadas a los múltiples márgenes que el sistema diseña para seguir justificando la opresión y el supremacismo", han manifestado.

Unas imágenes, continúa el comunicado, que "traen a nuestra memoria las de otra detención", la de Elhadji Ndiaye, quien falleció posteriormente en dependencias policiales. Al respecto, han criticado los "silencios, justificaciones, intentos de archivo de su causa" tras el suceso. "Un silencio atroz de un sistema que nos quiere así mismo callados, cómplices y víctimas, sin derechos", han censurado.

"Es este sistema, representado por las instituciones, el que nos sigue etiquetando, categorizando y dividiendo, condicionando nuestros derechos a nuestro origen, género y racialización, creando espacios donde poder experimentar con los límites normativos y la exclusión", han afirmado.

"Hasta hace pocas semanas la movilidad en estas calles estaba restringida para controlar una pandemia", han recordado los convocantes de la protesta, que han destacado que "la movilidad y la libertad de las personas migradas y racializadas están restringidas de múltiples maneras todos los días del año; a través de un racismo institucional que toma forma de Ley de Extranjería y necropolítica migratoria, a través de los obstáculos en el acceso a derechos fundamentales, a través de controles de identidad racistas, que se convierten en antesala de detenciones violentas, internamientos en los CIE, expulsiones o la propia muerte".

"Lo sucedido en Minneapolis nos recuerda lo urgente, imprescindible y transversal que es la lucha antirracista y lo necesarias que son las redes de resistencia y apoyo múltiples, tejidas desde los márgenes, redes diversas y fuertes desde las que organizar la rabia y construir alternativas", han resaltado.

"Nuestro grito de hoy se une al de todas las personas que se levantan contra el racismo estructural, el colonialismo, el supremacismo de quienes quieren seguir manteniendo un orden mundial basado en la jerarquización del poder", concluye el manifiesto.