la selectividad en la era covid

Arranca una EvAU anómala con 3.815 estudiantes en Navarra, la primera del estado tras la crisis sanitaria

Las pruebas cambian con respecto a otros años y constan de una sola opción pero con varias preguntas a elegir Serán cuatro días de exámenes y se han habilitado siete sedes para realizarlos

24.06.2020 | 01:26
Un grupo de estudiantes escucha las indicaciones de su profesora antes de entrar al examen en el Aulario de la UPNA.

Pamplona – Tras un curso escolar anómalo, suspendido de manera presencial por la crisis del coronavirus, los estudiantes navarros de 2º de Bachillerato afrontan desde ayer una selectividad –o EvAU– tardía y con muchos cambios con respecto a años anteriores tanto en los contenidos como en el protocolo de realización de las pruebas, marcado por las medidas de prevención acordes a la nueva normalidad, aunque a las afueras de los edificios fueron inevitables las aglomeraciones de estudiantes.


Durante cuatro días, desde ayer hasta el viernes –un día más que años anteriores–, un total de 3.815 estudiantes se examinarán en la EvAU en Navarra, que ha sido la primera comunidad del Estado en realizarla tras la crisis sanitaria. Asimismo, la de este año ha sido la selectividad más concurrida desde, al menos, 2004, y los alumnos matriculados suponen un 16% más que el curso pasado, aunque el número de estudiantes inscritos en bachillerato este año apenas ha variado. Así lo explicó ayer la coordinadora de la EvAU en la Comunidad Foral, Ana Zabalza, en una rueda de prensa telemática en la que también precisó que el 60% de los estudiantes matriculados son mujeres y que el 74% (2.817 alumnos) se examinarán en castellano y el 26% (998) en euskera.

 

"Ha habido importantes cambios", apuntó Zabalza, que recordó que debido al parón escolar por el confinamiento los exámenes iban a ser de una sola opción –siempre suelen ser a elegir dos: A o B– pero en cada ejercicio tendrán diferentes preguntas para decantarse por la que mejor se sepan. "El cambio de exámenes era para evitar que hubiera estudiantes perjudicados", explicó la coordinadora, que no se aventuró a prever mejores o peores resultados en esta edición. "A estas alturas todo nos puede sorprender", advirtió, aunque reconoció que "hay una mayor optatividad, lo que es una ventaja para ellos", y esperó que se mantenga el 97% de aprobados de otros años y que las notas "sean buenas también".

En cualquier caso, Zabalza negó que los tribunales vayan a ser más laxos a la hora de corregir, una tarea para la que "hay que ser correctos" y que en Navarra la realizarán 159 profesores que corregirán alrededor de 22.600 exámenes. Las notas de la convocatoria ordinaria se podrán conocer el 3 de julio, antes de las 12 horas, a través de la web de la UPNA y la aplicación móvil diseñada al efecto con la contraseña facilitada al estudiante.

De dos a siete espacios Otros cambios respecto a años anteriores son el retraso de la fecha de las pruebas –unas tres semanas más tarde de lo habitual– y la ampliación de los lugares de realización de los exámenes para mantener la distancia de seguridad entre alumnos. Así, se han ocupado el Aulario, la biblioteca, el pabellón deportivo, El Sario, el campus de Ciencias de la Salud, y los institutos Plaza de la Cruz, Basoko, Iturrama y Zizur. No obstante, se mantienen los tribunales para corregir las pruebas: seis en Pamplona, uno en Tudela, dos en euskera y cuatro en castellano.

Así, dada la dispersión de los alumnos, ha aumentado la necesidad de vigilantes, puestos que los han cubierto un centenar de voluntarios de la comunidad universitaria.