"Como en los encierros, es muy importante que guardemos la distancia"

Santos Induráin: "El coronavirus es tan peligroso como las ganaderías de San Fermín, pero no le vemos venir"

26.06.2020 | 12:47
La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, ha afirmado que los dos brotes de coronavirus registrados en Navarra en los últimos días, uno en la localidad de Sunbilla y otro en Pamplona, están "en una situación de control".

Induráin ha afirmado que en el caso del brote de Pamplona "no ha habido últimamente casos nuevos" y en el caso de Sunbilla, este jueves se contabilizaron tres casos nuevos. Se trata de tres trabajadores de una empresa en la que trabajaba uno de los contactos estrechos del origen de este foco.

Por ello, este mismo jueves se realizaron pruebas PCR y estudio serológico a los 150 trabajadores de la empresa y tres de ellos han dado positivo.

Los brotes de Pamplona y Sunbilla se conocieron el día 16 de junio y el día 21 fue el día de mayor número de casos. "Ahora tenemos alguno, pero claramente van bajando. Puede que en los días siguientes tengamos alguno más porque aún queda periodo de incubación y porque en cada caso hacemos el estudio de los contactos", ha explicado Induráin.

La consejera ha afirmado que en estos dos brotes se ha producido "una detección muy precoz, un aislamiento y una detección de los contactos estrechos que, al realizarles PCR en las primeras 48 horas, nos ha permitido detectar los casos de manera precoz".

Induráin ha incidido en que "la situación nos indica que seguimos teniendo circulación de virus, que el virus está ahí, tenemos brotes en Navarra, en unas cuantas Comunidades Autónomas, en todos los países y vamos a seguir teniñendolos, durante bastante tiempo, probablemente durante seis meses o hasta un año".

Así, ha dicho que "con los brotes lo más importante es la detección precoz, porque nos permite una contención rápida". "Nos permite actuar con contundencia si es necesario y nos permite evitar la transmisión comunitaria y gestionar de manera que no vayamos a una sobrecarga del sistema sanitario", ha dicho.

Ante la proximidad de los Sanfermines, unas fiestas que este año han sido suspendidas por la situación sanitaria pero que preocupan a las instituciones por la posibilidad de que se puedan producir aglomeraciones en las calles, ha comentado que el "coronavirus es tan peligroso como ganaderías a las que se estaba acostumbrados, pero no le vemos venir".

"Como en los encierros es muy importante que guardemos la distancia, no la juguemos. No hay otro capotico que no sea la prudencia", ha remarcado para concluir que "ya falta menos para que todos podamos ir dándole la vuelta a esta epidemia".