A la caza ágil del DNI del coronavirus en Navarra

13.07.2020 | 02:07
Lacalle y Elía se encargan de analizar las muestras.

El laboratorio de nasertic está analizando la concentración del virus en las aguas residuales

las pruebas PCR han sido uno de los elementos clave a la hora de diagnosticar nuevos casos de la covid-19. Esta prueba también va a tener una gran importancia a la hora de determinar si hay presencia del virus en las aguas residuales de la Comunidad Foral. La etapa de análisis de estas muestras le corresponde a Nasertic y en concreto corre a cargo de Mariola Elía, Coordinadora de Biología Molecular, y del jefe de área de Laboratorio, Jesús Lacalle.

El proceso comienza con la recepción de las muestras de medio litro de aguas residuales y de ellos, "analizamos 200 ml, 100 ml se congelan y los otros 200 ml serían por si tenemos que repetir el análisis", aclaró Elía. El método que ha desarrollado el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y que emplea el laboratorio público navarro, es capaz de detectar una cantidad mínima de 50 copias del virus. El CSIC les ha aportado un protocolo y una metodología que han tenido que adaptar a sus maquinas que son de otra marca.

El virus es visible cuando durante el análisis se detecta la cadena del ARN. algo que es posible "si la capa lipídica que envuelve a ese ARN ha sido disuelto en el agua", manifestó Lacalle, y "al no estar protegido con esa cadena lipídica está inactivo". Pero el objetivo no es sólo ver si la covid-19 está presente o no, sino también ver "qué hay y cuanto hay", y observar si el virus está presente en una concentración más pequeña o más alta. Esto se puede ir monitorizando adelantarse a un posible rebrote. Además, han incluido un patrón distinto al coronavirus –otro virus llamado Mengo– que se mete en todas las muestras para comprobar que el proceso de extracción y manipulación ha sido correcta y no se ha perdido nada por el camino. Es decir, "si de un determinado producto añadimos 100, pues luego en el análisis final tiene que salir 100", añadió Lacalle.

el protocolo De los 500 ml de la muestra, se utilizan 200 ml para el análisis. La primera fase del proceso es la concentración. Consiste en echar reactivos que lo que van a hacer es darle consistencia, lo que permiten que "la muestra se vaya lavando y limpiando", pero sin perder el propio virus, y es importante "homogeneizar todo el rato el pH", explicó Elía. Mientras tanto se realizan centrifugaciones para que" el virus quede abajo y te permita ir tirando el líquido sobrante".

Tras la fase de concentración, se procede a la extracción, que se realiza con kits comerciales. El objetivo es quedarse sólo con un líquido que contiene el ARN y el ADN del covid. La última fase pertenece la detección o la cuantificación, que "es específica del virus del covid, y donde hay que buscar los genes N1 y N2". De ahí salen los resultados que determinan si la muestra es positiva, y si lo fuera cuanta cantidad de virus hay.