Mendillorri: pagano de la pandemia

22.07.2020 | 23:57
Las farmacéuticas Ana Chocarro y Beatriz Iribarren.

El barrio pamplonés, primera zona de Navarra que regresa a una Fase II flexibilizada, afronta el paso atrás entre la resignación del "es lo que toca", la rabia de sentirse señalados en mitad de un circo mediático, el fastidio y el susto

El pasado jueves 16 de julio el Gobierno de Navarra comunicó un brote de coronavirus en el barrio pamplonés de Mendillorri. Entonces se contaban 36 casos relacionados con el ámbito social y de ocio nocturno. En apenas una semana la cifra inicial de positivos se ha cuadruplicado, ayer con un acumulado de 137 personas. Una situación epidemiológica que ha llevado a la consejera de Salud a firmar una Orden Foral: Mendillorri vuelve a una Fase II flexibilizada. Las medidas preventivas suponen un "mazazo" para la hostelería, el comercio nota miedo en la clientela y el paso atrás ha pillado al vecindario entre la resignación del "es lo que toca", la rabia de sentirse señalados y en mitad de un circo mediático, el fastidio y el susto. Mientras tanto, el subdirector de Urgencias José Joaquín Betelu, junto con Diego Reyero (responsable de urgencias extrahospitalarias) preparaban ayer un dispositivo especial que supone, desde hoy y hasta el sábado, que unos 2.000 jóvenes del barrio se sometan a las pruebas de PCR. El pagano de la pandemia.

hostelería

"Un gran mazazo"

Aforo al 50% y sin barra

Los establecimientos de hostelería no podrán superar el cincuenta por ciento del aforo máximo permitido en el interior del local. "Para nosotros esa medida es un gran mazazo. El fin de semana ya fue muy malo porque la clientela descendió considerablemente. Desde el viernes y el sábado pasado la gente no quería salir tanto. Además, ya había bastante gente del barrio confinada", explica el bar restaurante Ostargui. Entienden que se impongan ciertas limitaciones, pero asegura que van a ser "un desastre" para los establecimientos de hostelería de Mendillorri: "Ya me dirás tú quién viene ahora a tomarse algo".

Además, el consumo dentro del local solo podrá realizarse sentado en la mesa. Es decir, se prohibe el consumo en barra, algo que, según Olga Aroz, dueña del Castillo de Mendillorri, abunda mucho en el barrio: "Aquí lo típico es el poteo, el consumo en la barra. Por eso, no disponer de ella nos va a condicionar muchísimo", confiesa Olga.

Olga comenta que la limitación del 50% en el interior de los establecimientos hosteleros les va a afectar mucho porque son un local muy pequeño: "Para nosotros la mitad del aforo es prácticamente nada. Nuestro comedor es muy pequeño y vamos a andar muy muy justos. Por eso, confía en lo que pueda facturar en la terraza y en los vecinos del barrio: "Es gente solidaria, que se queda en el barrio y consume. Dentro de lo que cabe pues seguro que nos van a ayudar", señala.

A Olga le da mucha pena el paso atrás de Mendillorri porque pone freno a la paulatina recuperación que estaban consiguiendo con el paso de las semanas : "Poquito a poquito nos íbamos recuperando. Hombre, no se había llegado ni al 50% de la facturación de antes de la pandemia, eso está claro, pero algo ya era", se lamenta Olga.

A Josean Segura, trabajador de la cafetería Taberna, lo que más le va a afectar es el cierre de la barra: "Ahí sí que vamos a perder a unos cuantos clientes"; asegura. Sin embargo, la limitación de aforo no le va a suponer ningún problema porque "con la distancia de seguridad que tenemos que dejar entre mesa y mesa no nos da ni para llegar al límite del aforo que nos van a imponer", indica Josean. Por eso, afirma que "algo vamos a perder, pero no tanto como otros". Eso sí, añade que "si lo unimos a lo que ya hemos perdido estos últimos meses, pues el resultado es la ruina".

otros comercios

"Hay más miedo"

Llegan las cancelaciones

Los establecimientos y locales comerciales minoristas y de actividades y servicios profesionales al público no podrán superar el cincuenta por ciento de su aforo máximo permitido.

El centro de peluquería y estética Arti no cree que le vaya a afectar la limitación de aforo: "Nosotros no cogíamos a más de una cliente por trabajadora, como dijeron desde el principio. Por eso, para nosotros mucho cambio no va a suponer", asegura la dueña de la peluquería.

Las peluqueras confiesan que, en las próximas semanas, su mayor enemigo va a ser el miedo que empieza a expandirse por la población: "Hay más miedo y va a hacer que la gente se acerque menos al barrio. El viernes fue cuando la gente empezó a llamar y a decir que aplazaba su reserva, que esperaba una semana más para ver qué pasaba.

Las farmacéuticas Ana Chocarro Gorraiz y Beatriz Iribarren Samper indican que las limitaciones de aforo "no les va a afectar mucho". Tienen previsto mantener las mismas medidas restrictivas que han aplicado hasta el momento: dos personas en el interior de la farmacia y distancia de seguridad entre ellas. Además, Ana afirma que "generalmente todo el mundo se queda en la calle esperando cuando ven una persona dentro y es muy raro que se junten dentro de la farmacia". No creen que vaya a suceder, pero esperan no volver a una situación de confinamiento en la que se vieron obligadas a atender a través de un torno.

vecinos

"Es lo que toca"

Fastidio y miedo

Pilar Menéndez, vecina de Mendillorri, entiende las medidas restrictivas que se han adoptado: "Claro que fastidia, fastidia mucho, pero es lo que toca porque lo que está pasando estos días da miedo".

Pilar comenta que ella hubiera ido más lejos con las limitaciones e indica que hay que cumplir las que ya están en vigor: "El tema es si cumplimos o no cumplimos con lo que nos piden", señala. Según ella, hay dejadez tanto en la gente joven como en la mayor: "Lo que veo es que si a ti no te ha tocado, como que no te crees todo lo que está pasando y por lo tanto no eres tan estricto". Por eso, cree que si todos "respetáramos, con la distancia de seguridad y la mascarillas sería suficiente, pero como no respetamos, pues nos tienen que imponer más restricciones. Los humanos somos así", zanja.

Aintzane Castillo también cree que la ciudadanía podría actuar mejor: "Hace unos días estaba en una tiendecita y entró un chico a comprar una litrona de cerveza sin mascarilla y no le dijeron nada y le dejaron pasar. Eso me parece tremendo", recuerda. Por eso cree que las autoridades "deberían estar más alerta de lo que hace la gente.

aforos máximos

Lugares de culto. La asistencia a lugares de culto no podrá superar el 50% de su aforo máximo permitido.

Establecimientos y locales comerciantes minoristas de actividades y servicios profesionales abiertos al público. No podrán superar el 50% de su aforo máximo permitido.

Hostelería, restauración y ocio nocturno. No podrán superar el 50% de su aforo máximo permitido, para consumo en el interior del local o 2,25 metros cuadrados por persona usuaria, en su caso, de las zonas autorizadas para su uso público. El consumo dentro del local solo podrá realizarse sentado en mesa o en agrupaciones de mesas, debiendo asegurar el mantenimiento de la distancia de seguridad interpersonal entre clientes o grupos de clientes, no admitiéndose grupos superiores a 10 personas en una misma mesa. Las terrazas al aire libre podrán ser ocupadas al 75% del aforo de las mesas permitidas en la licencia municipal. Además, estos establecimientos deberán cerrar a las 00.00 horas, sin que quepa retrasar su cierre.

Academias, autoescuelas y centros privados de enseñanza no reglada y centros de formación. Podrá impartirse de modo presencial, siempre que no supere el 50% de su aforo máximo permitido.

Bibliotecas. Prestarán servicios para sus actividades sin que la ocupación pueda superar el 50% de su aforo máximo permitido. También se aplicará este limite cuando se den actividades culturales en las mismas. En los espacios destinados a público infantil no podrá superar el 25% de la capacidad.

Equipamientos culturales. Serán accesibles al público siempre que las visitas no superen el 50% del aforo máximo permitido.

Actividades e instalaciones deportivas. La actividad deportiva no federada al aire libre podrá realizarse de forma individual o colectiva, sin contacto físico, hasta un máximo de 10 personas. La actividad en instalaciones y centros deportivos podrá realizarse en grupos de hasta 10 personas, sin contacto físico, siempre que no supere el 50% de su capacidad.

Actividades de tiempo libre para la población infantil y juvenil. Se limitará la actividad al 50% del aforo, y en todo caso un máximo de 15 personas por grupo, salvo que pudiera disponer e. su caso de autoridad municipal competente.

Parques y zonas deportivas de uso público al aire libre. No podrán utilizarse en ningún caso.

Sociedades gastronómicas y peñas. Permanecerán cerradas.

Guarderías y escuelas infantiles. Se reducirá el aforo al 50%.

noticias de noticiasdenavarra