La edad media de los positivos de coronavirus en Navarra crece 10 años

Se alcanzan los 42,3 años de media y los hospitalizados pasan de 42 a 51 - Un fallecido y un descenso de casos, con 59 nuevos, por lo que Induráin prevé que la evolución será “en picos de sierra”

12.08.2020 | 00:11
Una familia pasea por el casco viejo de Pamplona.

Pamplona – La edad media de los contagiados por covid-19 ascendió el lunes a los 42,3 años, casi diez más que la media que se venía registrando en los últimos días, que se situaba en torno a los 33 años. Asimismo, aumentan los pacientes que se encuentran hospitalizados, que pasan de los 42 del pasado lunes 3 de agosto a los 51 ingresados de este lunes, lo que supone un aumento del 21,4% en una semana. Ocho se encuentran en la UCI, de los que dos ingresaron el lunes, una jornada en la que se registró un fallecimiento y un descenso de nuevos casos, tras detectarse 59 positivos.

De esta manera, conforme va subiendo los edad media de los positivos, aumenta a su vez el número de pacientes hospitalizados. La relación entre ambos extremos es clara y lo advirtió ayer la consejera de Salud, Santos Induráin, que reconoció que el aumento de los ingresos significa que se dan "casos más graves" y que estos guardan relación "con el aumento de edad" de los contagiados. Lo cierto es que la edad media de los nuevos casos varía de un día para otro, pero hay que tener en cuenta que la semana pasada tan solo se superó un día los 35 años, el viernes 7 de agosto, con una media de edad de 39,5 años, el resto de días se mantuvo estable entre los 32 y los 34 años. De hecho, el domingo la edad media fue de 34,4 años, por lo que en 24 horas la media subió ocho años.

Si la segunda venida del covid-19 se había caracterizado por un mayor impacto en la población joven, en los últimos días ha ido ganando peso la incidencia en grupos de edad más mayores, aunque también en los menores de 15 años. De hecho el lunes el grupo de 60 años en adelante aglutinó el 27% de los contagios, aunque el de 15 a 44 años fue el mayoritario con el 36% del total de casos. A continuación, siguen el grupo de 45 a 59 años, con el 22% y el de 0 a 14 años, con un 15%.

En cuanto a los ingresos, la evolución sigue siendo ascendente y el lunes se produjeron seis nuevos ingresos, lo que hace que en la red hospitalaria de Navarra permanezcan 51 personas, ocho de las cuales se encuentran en puestos UCI, dos más que ayer, y otras seis en hospitalización domiciliaria. Los demás, 37 pacientes, están en planta.

En este sentido, la consejera Induráin sostuvo que "si hay más ingresos, la situación se tensiona más, pero la capacidad de asumir y gestionarlo es total y para nada se parece a situaciones como las que vivimos en otra época". Ante la posibilidad de abrir nuevas plantas en los hospitales en previsión de que aumenten los ingresos, expuso que de momento es una medida que no se contempla, aunque recordó que "dentro de los planes de contingencia está contemplado por si fuera necesario".

"Mejores noticias" Induráin, en declaraciones a los periodistas tras participar en una reunión junto a la presidenta del Gobierno foral, María Chivite, con alcaldes de Pamplona y su comarca, destacó que la reducción de casos en la última jornada, tras los 146 registrados el domingo, supone "mejores noticias", pero advirtió de que "esto va a seguir siendo así con los brotes que tenemos". En concreto, Navarra registró el lunes 59 nuevos casos de covid-19 y el fallecimiento de un varón de 82 años en Tudela, con el que la cifra acumulada de fallecidos por coronavirus desde el inicio de la pandemia asciende a 531. "Ni ayer era para una alarma excesiva y para echarnos la mano a la cabeza, ni hoy es para echar las campanas al vuelo", expuso Induráin, que avanzó que la evolución de los próximos días "va a ser en picos de sierra", es decir, con jornadas con picos de contagios y con otras con menos casos.

El 29% en el área de Tudela Atendiendo a la distribución geográfica, llama la atención el aumento de casos registrados en el área de Tudela, que acumula el 29% de los nuevos positivos, incremento que tendría parte de su origen en las no fiestas de la localidad a finales del mes pasado. No obstante, Pamplona y su comarca siguen concentrando más de la mitad de los casos (51%) y el Área de Salud de Estella el 3%. El 17% restante se reparte por otras zonas de Navarra.

"Seguimos en la misma clave de contención y control, con una detección muy precoz y un rastreo importante", destacó la consejera, que quiso dejar claro que "este es un verano diferente" y que es necesaria la responsabilidad. "Es un verano distinto, no nos podemos juntar de la misma manera, nos podemos relacionar pero en grupos mucho menores", señaló Induráin, para apuntar que "tenemos numerosos brotes en el ámbito familiar, que saltan al ámbito social y laboral". En este sentido, destacó el sistema de detección precoz y seguimiento de casos y contactos estrechos, con el que el lunes se realizaron un total de 888 pruebas PCR en la red sanitaria pública, que dieron lugar a los 59 casos confirmados. Sumados al total, la incidencia acumulada de infecciones por covid-19 se sitúa en 7.612.

Por otro lado, como ya avanzó ayer este periódico, el Departamento de Salud reducirá la cuarentena de los contactos estrechos de 14 a 10 días. Sobre ello, Induráin afirmó que "hay evidencia científica de que la mayoría desarrolla el periodo de incubación en siete días". Con esta reducción "se consigue una mayor adherencia a que este aislamiento sea efectivo por parte de la población", apuntó.

En cuanto a si ha habido problemas a la hora de que los positivos o lo contactos cumplan la cuarentena, la consejera señaló que en la mayoría de los casos no, si bien "ha habido algún problema puntual". En concreto, Salud ha detectado tan solo tres casos de personas que se han saltado el aislamiento. "Cuando no ha sido posible garantizar un aislamiento en un caso confirmado, he firmado una orden foral para aislamiento obligatorio, pero han sido casos puntuales", precisó.

Lista a finales de mes. La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite señaló ayer –sobre la aplicación de rastreo de contagios de coronavirus Radar COVID, que se ha probado en algunos territorios del Estado– que lo que se está haciendo en la Comunidad Foral es "navarrizarla" para que "esté vinculada a nuestro sistema de Atención Primaria". En declaraciones a los periodistas tras la reunión con alcaldes, Chivite destacó que la pretensión del Ejecutivo es que esa aplicación estatal "esté perfectamente conectada con nuestra atención primaria, incluso si podemos también con nuestra historia clínica". "Es más oportuno que pueda estar vinculada a nuestro sistema de atención primaria", comentó la presidenta, que avanzó que esperan que la aplicación "navarrizada" pueda estar disponible "a finales de este mes o principios del mes que viene".

Una 'APP' adaptada al sistema navarro

Aplicación de rastreo

"Es un verano distinto, no nos podemos juntar de la misma forma, tiene que ser en grupos menores"

Santos Induráin

Consejera de Salud

Lo último Lo más leído