El Gobierno renuncia a un nuevo estado de alarma y deja a las autonomías la gestión total del covid

El Ejecutivo desiste de las reformas legales anunciadas como alternativa al estado de alarma mientras el PP presiona para que asuma el mando tras el fracaso en sus autonomías

22.08.2020 | 21:33
Sánchez, en el homenaje de Estado a las víctimas de la pandemia

El Gobierno cree que con el estado de alarma todo era más "sencillo" porque se evitaban situaciones como el varapalo judicial a las medidas anticovid en Madrid, pero de momento su opción es que sean las comunidades, aunque bajo su coordinación, las que combatan la pandemia con sus herramientas.  Así lo reclamaron en junio todos los grupos, desde los independentistas al PP, que ahora presiona para que el Gobierno asuma el mando cuando no apoyaron la prolongación del estado de alarma.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha recordado que, "desde el primer momento", el Ejecutivo ha mantenido que no descartaba volver a declarar el estado de alarma si era necesario ante el auge del coronavirus pero, de momento, no es su opción.

El Ejecutivo también ha aparcado las reformas legales que prometió hace semanas para dotarse de algún tipo de mecanismo legal que le permitiese tomar el control sin necesidad de decretar el estado de alarma. Fuentes del Gobierno señalan que han comprobado que esas reformas no tenían apoyo político en el Congreso y que lo más eficaz es pactar las decisiones en los consejos territoriales, como hizo la semana pasada y pretende hacer de nuevo el 27 con las medidas sobre la vuelta a los colegios.

"Nuestra opción es que dentro de las competencias de las comunidades autónomas pueda haber una coordinación excelente y una prevención siempre basada en criterios científicos. Eso es lo que se está haciendo", ha afirmado en una entrevista en RNE.

Garzón ha valorado que todas las regiones, "independientemente del color político", estén manteniendo "una decencia muy alta, un esfuerzo y una dedicación enormes para combatir un virus que no discrimina entre colores políticos".

Todas menos Madrid, a la que ha acusado de estar utilizando la pandemia para "atacar y desgastar al Gobierno".

Pero en esta comunidad están convencidos de que es el Gobierno central y su "dejación de funciones" es la que "expande la pandemia", en palabras de su presidenta, Isabel Díaz Ayuso.

"Ya advertí el pasado día 15, y en numerosas ocasiones, que necesitamos que el Gobierno central deje de estar ausente porque provocaría decisiones en cascada de las autonomías, y unas son aceptadas y otras no. La dejación de funciones expande la pandemia", ha escrito en su cuenta de Twitter.

Porque lo que ha sido rechazado en Madrid ya está en vigor en muchas otras comunidades. Castilla-La Mancha ha sido la última este sábado en publicar en el diario oficial de la región el nuevo decreto de medidas para frenar la pandemia de COVID-19, a las que añade como novedad la prohibición de venta de alcohol entre las 22:00 y las 8:00 horas excepto en la hostelería y la restauración.

De momento, Madrid va a recurrir ante el Tribunal Superior de Justicia la decisión del juez de lo contencioso que rechazó ratificar la orden autonómica que aplicaba las medidas consensuadas con el Gobierno el pasado 14 de agosto, amparándose en que desde una comunidad "no se pueden limitar derechos fundamentales con carácter general sin una previa declaración de la alarma".

La que fuera la región más azotada por el coronavirus en el pico de marzo y abril encara ahora el fin del verano con los contagios disparados -más de 29.000 positivos en un mes-, un incremento que ha obligado a replantear la vuelta a colegio y ha provocado que las autoridades sanitarias aconsejen quedarse en casa a los vecinos de las zonas más afectadas.

También se ha visto obligada a acudir a los jueces para que determinen que las autoridades policiales puedan hacer un seguimiento de los positivos que se saltan el confinamiento obligatorio en su casa, tal y como apunta la información que ha aportado a la región los médicos de Atención Primaria, ha confirmado Zapatero.

Mientras, en Cataluña, 16 personas han fallecido a causa de la COVID-19 en Cataluña en las últimas 24 horas, donde se han registrado 1.282 nuevos casos confirmados (1.174 por PCR), según los datos facilitados por la Generalitat, mientras que el índice de riesgo de rebote (EPG) ha subido de 158,43 a 163,08.

A pesar de estos datos negativos, si se mira la curva de EPG publicada por la Generalitat, en los últimos días tiene tendencia a la estabilización.

Otras de las comunidades más afectadas por el auge del coronavirus es el País Vasco, que ha registrado en las últimas horas otros 593 casos positivos por covid-19, 131 menos que el máximo de 724 comunicados el viernes.

Por su parte, Andalucía ha sumado en la última jornada 647 nuevos positivos, la segunda cifra más alta en más de tres meses, aunque supone 60 menos que ayer y ha registrado otras dos muertes.

En Baleares los contagios prosiguen su escalada y se han prácticamente triplicado en dos semanas en Baleares hasta los 1.741; Cantabria, por su parte, ha registrado 131 nuevos positivos y mantiene 778 casos activos, 34 de ellos hospitalizados, de los que 3 están en la UCI.

Y en Canarias, el Ayuntamiento de Valleseco, en Gran Canaria, ha pedido a sus ciudadanos el confinamiento voluntario y que eviten las salidas de la localidad hasta que los datos de contagio de la COVID-19 bajen. Se trata del primer municipio -de 4.000 habitantes- del archipiélago que hace este tipo de recomendación.

Mientras, en Murcia, una mujer de 97 años ha fallecido. La Región ha contabilizado 144 infecciones nuevas.

Cantabria ha registrado 131 nuevos positivos de COVID-19 en las últimas horas, y mantiene 778 casos activos, 34 de ellos hospitalizados, de los que 3 están en la UCI. En esta comunidad, el Hospital Universitario de Valdecilla mantiene en aislamiento a los 26 pacientes de Psiquiatría después de detectar cuatro positivos.

La Rioja tiene actualmente 17 brotes activos y un total de 2.325 personas en cuarentena domiciliaria por ser un caso positivo de COVID-19 o un contacto estrecho de algún contagiado.
agName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(st, s); })();