Uvesa empieza a realizar pruebas de covid a 640 trabajadores para averiguar quién puede ir a trabajar

La compañía cárnica cierra temporalmente sus instalaciones en Tudela, tras acordarlo con el Gobierno

29.08.2020 | 01:19
Antonio Sánchez (izda) y Carlos Artundo salen de la planta ayer por la mañana para atender a los medios de comunicación.

pamplona Uvesa anunció ayer el cierre "cautelar y temporal" desde hoy de sus instalaciones en Tudela, tras acordarlo con el Gobierno de Navarra, después de detectar 175 positivos por coronavirus en su plantilla. El presidente del consejo de administración del Grupo Uvesa, Antonio Sánchez, y el director general de Salud, Carlos Artundo, comparecieron a las 13.30 horas ante los medios de comunicación tras la reunión mantenida en la que adoptaron esta decisión.

La compañía cárnica se convierte en la primera empresa de gran tamaño en la Comunidad que debe paralizar su producción por registrar, por el momento, el mayor brote de este virus en el ámbito laboral en Navarra tras concluir el estado de alarma. Nuestro territorio contabiliza 62 organizaciones con más de 250 empleados, entre las que se encuentra Uvesa con 790 asalariados –los picos de producción en este matadero y el 13% de absentismo hacen fluctuar el número de ocupados en la planta–.

La productora de pollos no especificó cuánto tiempo durará la clausura de la actividad, pero insistió en poder "recuperarla lo antes posible, priorizando la seguridad y la salud". Si a este deseo se añade que, por ahora, la dirección considerará trabajadas las jornadas que la plantilla no acudirá a la planta y las retribuirá, puede intuirse que la empresa calcula que en unos días podría reanudar la producción.

Durante este cierre provisional, Uvesa va a reforzar los protocolos contra la covid y va a adoptar un paquete de medidas como realizar pruebas de alto rendimiento ELISA (seroprevalencia para saber si una persona ha pasado el coronavirus) a toda la plantilla; intensificar en las instalaciones las limpiezas y desinfecciones; reforzar los protocolos de distancias y prevención en puestos de producción y zonas comunes (comedores, cantina, vestuarios), transporte, y entradas y salidas; e imponer los PCR para las nuevas incorporaciones a la planta y para las personas que regresen de las vacaciones.

A partir de hoy la plantilla comenzará a someterse a pruebas de seroprevalencia para "averiguar quiénes deben estar confinados y quiénes pueden ir a trabajar", aclaró Carlos Artundo, director general de Salud. Por el momento, los 640 trabajadores y trabajadoras que hicieron el PCR deberán hacer este análisis.

"Los PCR sirven para saber el estado de situación de la infección aguda; y los test de seroprevalencia muestran si se tiene anticuerpos. Una persona con inmunidad por haber pasado la enfermedad está en condiciones de hacer vida normal", explicó Artundo.

A través de las mutuas y servicios de prevención de riesgos laborales, la empresa se responsabilizará de extraer las muestras a la plantilla, y el departamento de Salud analizará los test de seroprevalencia, que una "primera parte se llevarán a cabo en el hospital Reina Sofía de Tudela; y el resto, en los laboratorios de microbiología clínica del Complejo Hospitalario de Navarra", contó Artundo.

El martes pasado 640 empleados y empleadas de una plantilla actual de unas 790 personas se desplazaron hasta las instalaciones de Uvesa en Tudela para participar en las pruebas PCR que impulsó Salud después de detectarse 22 positivos en esta empresa el fin de semana anterior. Los resultados se conocieron el jueves y 175 personas dieron positivo, casi uno de cada tres PCR. Del personal afectado, 148 residen en localidades de la Ribera –el 54% en Tudela–, y 28 entre Aragón y La Rioja. Además de estas pruebas, los rastreadores ya trabajan en la detección de contactos directos, que todavía se desconoce a cuántas personas –tanto familiares, amistades y compañeros de trabajo– puede afectar. En Navarra está saliendo una media de cuatro contactos estrechos, por lo que si trasladamos esta estadística al caso concreto de Uvesa, podrían haber unas 800 personas que tendrían que quedarse en cuarentena.

El mayor brote localizado hasta ahora en un entorno laboral en Navarra ha propiciado actuar con contundencia para atajar la propagación del virus. La compañía avícola mantuvo las líneas de producción activas ayer a la espera de la reunión entre la dirección y el departamento de Salud, celebrada por la mañana, a la que acudieron también los técnicos del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra y del Servicio de Seguridad Alimentaria del propio instituto.

Pero a partir de hoy las instalaciones de Uvesa quedarán cerradas de manera temporal, una compañía que trabaja de lunes a sábado. Sin embargo, el presidente de Uvesa informó de que mientras esté parada la planta ribera, parte de su producción se va a derivar a otros centros del grupo repartidos en diferentes comunidades autónomas: Cuéllar (Segovia); Rafelbunyol (Valencia) y Málaga. Con ello quieren amortiguar la merma económica que supone el cese provisional de la producción de pollos. "Es un revés para la cuenta de resultados, pero ahora nos importa la salud de la plantilla y resolver cuanto antes el tema sanitario", especificó Sánchez.

puede consumirse el pollo Los periodistas preguntaron al presidente de Uvesa y al director general de Salud si estos casos de coronavirus podían afectar a la materia prima que se trata en el matadero tudelano, pero Sánchez aseguró que no había nada que temer, ya que "el virus no se contagia por medio de productos alimenticios sino a través de las personas".

Los sindicatos ELA, UGT y CCOO se congratulan del cierre temporal, una decisión, a su juicio, "inevitable" por los casi 200 positivos. ELA, central mayoritaria en la planta, solicitó participar en la confección de las medidas de seguridad contra la covid en Uvesa; UGT reclamó "una vuelta a la actividad de la planta con garantías de protección de la salud"; y CCOO recordó la denuncia que había hecho ante Inspección y consideró que la actitud de "la empresa en todo este tiempo ha sido errática e irresponsable". El comité, compuesto por ocho delegados de ELA, cinco de UGT y cuatro de CCOO, pidió una reunión con la dirección la próxima semana.ÉnfAsis en el ámbito laboral Salud confirmó que "pondrá énfasis" para controlar el coronavirus en el ámbito laboral en cualquier sector, ya que pueden producirse brotes en las empresas y hay que evitar que se llegue a un escenario como en Uvesa.

"Nos preocupa resolver cuanto antes el tema sanitario, ya que tenemos una plantilla amplia"

antonio sánchez

Presidente de Uvesa

"Los análisis dirán con evidencia técnica quiénes deben estar confinados y quiénes pueden trabajar"

carlos artundo

Director general de Salud