“¿Quieres que baje mi avión por si acaso?” “¡Sí, por favor!”

El informe de la CIAIAC refleja la tensión que vivieron los controladores aéreos al intentar resolver el incidente

21.09.2020 | 00:55

pamplona – "¿Quieres que baje mi aeronave de altura por si acaso?" "¡Sí, por favor!". El detallado informe elaborado por la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC) transcribe de forma pormenorizada las comunicaciones que mantuvieron los dos controladores del centro de tráfico aéreo de Madrid que supervisaban la trayectoria de las dos aeronaves que estuvieron en riesgo de colisionar sobre Navarra. En ellas queda patente la tensión que se vivió aquel 2 de octubre de 2018 entre los dos controladores implicados y los pilotos de los aviones de Ryanair.

A las 14.55 horas, un controlador del centro de tráfico áereo de Burdeos avisó al controlador del sector PAL (Pamplona) del conflicto que se avecinaba entre los dos aviones. Veinte segundos después, se produce la primera comunicación entre los dos controladores implicados, en la que uno de ellos, el que vigilaba la trayectoria del avión que viajaba entre Santiago de Compostela y Palma de Mallorca, se dirigió a su colega que vigilaba la aeronave que recorría la ruta entre Sevilla y Toulouse. "¿Quieres que baje mi aeronave por si acaso?", le propuso, a lo que obtuvo la siguiente respuesta: "¡Sí, por favor!".

A continuación, los dos controladores dirigieron instrucciones a los pilotos de cada una de las aeronaves. "¿Sería tan amable de descender al nivel 330 por un momento? Me temo que hay tráfico en un nivel superior por su derecha", le solicitó el controlador del sector PALa la aeronave que dependía de su supervisión. "Descienda inmediatamente al nivel 320", ordenó el controlado del sector ZGZ al otro piloto.

En ese momento, los controladores se comunicaron entre ellos. "Estoy bajando el mío, estoy bajando el mío", informó el primero de ellos. "¡Ya está bajando el mío", le respondió el otro controlador. Al momento, el primer piloto pidió confirmación sobre la instrucción que había recibido. "¿Puede confirmarme que descienda al nivel 33?". Al advertir que habían dado instrucciones en el mismo sentido, los controladores intentaron solventar la situación. "Mantenga el nivel 340, por favor, manténgalo". "Mis disculpas, parece que el otro tráfico es el que está descendiendo. ¿Le importaría mantenerse en su nivel un momento?".

noticias de noticiasdenavarra