La incidencia del coronavirus en el Área de Tudela supera a la de todas las comunidades autónomas

Registra 400 casos por cada 100.000 habitantes frente a los 330 de Madrid, la comunidad más castigada del Estado por el covid-19

23.09.2020 | 22:23
Mapa de las tres áreas de salud (Pamplona, Estella y Tudela) delimitadas por líneas grises

Navarra no logra aplanar la curva de incidencia del coronavirus. La circulación de SARS-CoV-2 tiene un nivel medio de intensidad y un nivel alto de gravedad con una tendencia a estabilizarse en este escenario, expone el Instituto de Salud Pública de Navarra. Así, según los expertos navarros la circulación del virus se ha estabilizado al nivel de la semana previa por lo que la repercusión en hospitalizaciones ha seguido aumentando, al crecer los contagios en grupos de población vulnerables y la demora existente entre la infección y el ingreso hospitalario.

En la semana del 14 al 20 de septiembre se han confirmado 1.999 casos por PCR (303 por 100.000 habitantes), tasa similar a la de la semana anterior y aunque la incidencia ha descendido ligeramente en el Área de Tudela (zonas básicas de salud de Valtierra-Cadreita; Corella, Cintruénigo, Cascante, Buñuel, Tudela Este y Tudela Oeste), esta sigue teniendo la tasa más alta (400 por 100.000 habitantes), y se ha mantenido con pocos cambios en las de Pamplona (272 casos por 100.000) y Estella (221 casos por 100.000), con lo que se han reducido las diferencias geográficas. Lo preocupante es que el Área de Tudela tiene una incidencia que supera a la de Madrid: 330 casos por 100.000 habitantes, la comunidad más castigada del Estado.

Los 11.289 nuevos casos notificados por el Ministerio de Sanidad elevan a 693.556 la cifra total de contagios este miércoles, en el que la Comunidad de Madrid, que sigue registrando el mayor número de positivos, que evalúa ampliar las medidas de limitación de la movilidad. Según han informado las comunidades a Sanidad, Madrid sigue registrando el mayor número de nuevos contagios con 3.730, de los que 1.290 se confirmaron el martes (el 41 % del total de las últimas 24 horas), seguida de Andalucía, con 431; Navarra, con 421, que este lunes fue segunda.

Además, la tasa de positivos de la Comunidad foral, porcentaje de personas que dan positivo para la infección de entre todas a las que se les ha hecho prueba PCR durante un tiempo determinado, fue el martes del 12,2%, frente al 5% que recomienda la Organización Mundial de la Salud, es decir, más del doble de lo aconsejado por la OMS.

A pesar del número elevado de diagnósticos actual, la situación difiere de la que se produjo en marzo. La tasa de 303 casos por 100.000 habitantes, expone Salud Pública, queda todavía distante de las que se produjeron durante varias semanas de la onda epidémica, y los cambios en la incidencia son suaves, demostrando, a juicio de los expertos navarros, la capacidad de la sociedad para contener la transmisión.

La repercusión en hospitalizaciones está siendo alta, debido al número de casos en grupos de población más vulnerables, un fenómoe que evidencia para los expertos navarros que se debe reforzar la prevención en torno a estas personas. Los entornos de "confianza" (familiares y amigos), explican en Salud Pública, están siendo situaciones frecuentes de transmisión del COVID-19 en la población. Esto indica que se tienden a relajar las medidas preventivas en exceso en estas situaciones.

Precisamente, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha reconocido durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad del Congreso para dar cuenta de la evolución de la pandemia, que la situación en la Comunidad de Madrid, que acumula un tercio de los contagios del país, es la que más preocupa y ha dicho que doblegar la curva es "la misión clara" del Gobierno.

En su intervención, Illa ha señalado que la covid no está golpeando con la misma intensidad en todas las comunidades autónomas, por ello, ha hecho hincapié en que la situación actual en el país no es igual a la vivida durante el estado de alarma, ya que esta segunda ola es "claramente distinta" porque es de "menor intensidad" y su velocidad de crecimiento "es más lenta".

En este punto, ha indicado, por ejemplo que la capacidad de detección ha mejorado "sustancialmente" y si en la primera ola se detectaban uno de cada diez casos, ahora la cifra es de seis o siete de cada diez. No obstante, ha dicho que el coronavirus sigue siendo "muy peligroso" y, además, como la situación epidemiológica es "dinámica y cambiante, debemos estar preparados para todos los escenarios".

Ha reconocido que hay que reforzar el Sistema Nacional de Salud y también ha indicado que su departamento trabaja para ampliar las plazas en la convocatoria MIR. En la ultima, ha dicho el ministro, ya se ofertaron un 15 % más de plazas.

Illa ha explicado también que Sanidad y comunidades trabajan ya en los diferentes escenarios tanto epidemiológicos como de disponibilidad de vacunas, y ha detallado que "se irán priorizando progresivamente" los colectivos que, por tener mayor riesgo asociado a la enfermedad, se vacunarán antes.

El ministro ha asegurado que hasta el momento se han firmado dos acuerdos para que fabricantes españoles formen parte del proceso de producción de al menos dos vacunas y se mantiene el contacto con otras plantas de manufactura farmacéutica.

Noticias relacionadas