Constituida una nueva asociación de familiares de fallecidos en residencias ante la "insostenible" situación de los centros

Llaman a organizarse en todas las zonas y residencias de Navarra y no descartan tomar medidas legales contra las instituciones

19.10.2020 | 12:57
Imagen de detalle de una persona de la tercera edad

Familiares de personas que están en residencias de Navarra, que han fallecido durante la pandemia y de personas que requieren cuidados a domicilio han constituido una asociación con el nombre de 'Zainduz-Cuidando' ante la "insostenible" situación de estos centros en Navarra y la "opacidad en la información".

"La situación actual es insostenible y no podemos permitir que una pandemia haga estragos en la familias por el desamparo de las instituciones", ha señalado Sergio Gómez, en representación de los impulsores de esta recién creada asociación, que en estos momentos aglutina a entre 30 y 40 personas de Pamplona, Tudela, Tafalla, Esteña, Burlada o Lumbier y que espera sumar más apoyos.

Según ha expuesto, los familiares de residentes en centros de mayores tienen "una enorme preocupación" por la situación en la que viven estas personas mayores" y ha reivindicado que "su dignidad y calidad de vida está por encima de todo y debe de garantizarse".

Para los representantes de la asociación, "los recortes en los presupuestos, la privatización de los servicios, la falta de personal, la precariedad de las condiciones de trabajo y el abandono de las tareas de inspección por parte de las instituciones han deteriorado la calidad".

Y han considerado que "la crisis sanitaria del Covid-19 está dejando al descubierto estas deficiencias, que han convertido las residencias en centros de aislamiento donde se vulneran los derechos de las personas usuarias y trabajadores".

A juicio de los impulsores de la asociación, "es inaceptable que en esta segunda fase de la pandemia se sigan produciendo tantos contagios y fallecimientos, así como una opacidad en la información" y han criticado que "los afanes privatizadores y economicistas de las distintas administraciones han derivado en un modelo de negocio y lucro, basado en criterios mercantiles".

En este sentido, han considerado que el Servicio Navarro de Salud "tampoco está haciendo su labor de control y seguimiento sanitario en cada una de las residencias privadas o concertadas", lo que, según han indicado, permite que "estas residencias den una asistencia a todas luces precaria". "Todo esto supone un grave deterioro de la salud de los residentes", han advertido.

Por ello, han exigido "la obligatoriedad de unidades socio-geriátricas y socio-sanitarias en los centros residenciales", además de "un modelo de calidad con criterios claros y planes de atención individualizados". También han reclamado "el reconocimiento del trabajo de cuidados en domicilios, en gran medida realizado por mujeres inmigrantes sometidas a unas condiciones de trabajo inaceptables".

"NO TENEMOS EXPLICACIONES"

Asimismo, los representantes de la asociación 'Zainduz-Cuidando' han lamentado que no tienen "ni una sola explicación del por qué pasa esto en las residencias, por qué las personas mayores y quienes las atienden tienen que sufrir las consecuencias de una falta de previsión y mala gestión". Y han manifestado que tampoco entienden que "después de tantos fallecimientos ninguna institución haya hecho una reflexión autocrítica de su actuación". "Al contrario, se felicitan de haber hecho bien las cosas", han censurado.

Frente a esta situación, los familiares han reclamado "participar en la evaluación de las medidas y protocolos que se adoptan para hacer frente a la pandemia, así como en la gestión de las visitas y salidas". Además, han exigido a la administración que "a través de diálogo y la participación de los agentes sociales se cambie el actual modelo de atención a la dependencia impulsando una red pública de servicios socio-sanitarios".

"Los familiares no estamos dispuestos a recibir represalias por parte de las residencias al denunciar todas estas situaciones y seguiremos sacando a la luz pública todas las carencias y deficiencias", han señalado los representantes de la asociación, quienes han advertido de que están dispuestos a "tomar las medidas legales contra las instituciones por complicidad en el negocio de la salud de nuestros mayores".

Con el objetivo de llegar a más familiares de residentes en centros de Navarra, la asociación ha organizado el próximo 27 de octubre a las 18 horas en Condestable una asamblea abierta para tratar la situación de las residencias y estudiar qué hacer. En este sentido, han animado a los familiares a organizarse en todas las zonas y residencias y a tomar parte en todas las iniciativas que se vayan desarrollando.