Más de 90.000 navarros vacunados contra la gripe, un 59% más que en 2019

Induráin ha señalado que se espera un invierno difícil y que la situación generada por el coronavirus es "muy preocupante"

22.10.2020 | 14:40
Una enfermera pone la vacuna de la gripe

La consejera de salud, Santos Induráin ha indicado este jueves que en la segunda semana de la campaña de vacunación contra la gripe se han vacunado ya 90.324 navarros, un 59% más que el año anterior, resultando esta una campaña "ejemplar".

La consejera ha aportado esta información durante su intervención en el pleno del Parlamento en respuesta a una pregunta oral sobre la situación epidemiológica y sanitaria a causa de la covid 19 y sobre la efectividad de las medidas adoptadas planteadas por la portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz.

Induráin ha señalado que se espera un invierno difícil y que la situación generada por el coronavirus es "muy preocupante", si bien ha puesto en valor que se está realizando una "campaña de vacunación de la gripe ejemplar" que en su segunda semana ya suma a 90.324 personas vacunadas, un 59 % más que las registradas en el mismo periodo del año pasado.

En referencia a la situación actual derivada del coronavirus, la consejera ha reconocido que la Comunidad Foral se encuentra en "una situación complicada y preocupante" y ha apuntado que la efectividad de las medidas implantadas hasta el momento "no ha sido la deseada", si bien ha comentado que "nadie sabe en qué cifras de contagio estaríamos si no se habrían tomado".

Sobre las nuevas restricciones implantadas desde hoy ha indicado que pretenden "no solo estar a la altura de las circunstancias, sino anticiparse a ellas" y prevenir un impacto a corto plazo en "un sistema sanitario que responde y resiste, pero que está muy exigido por el reto de mantener al máximo la actividad ordinaria además de atender la patología covid.

Tras una serie de subidas progresivas desde julio, ha explicado, en la última semana de septiembre y la primera de octubre se produjo "un giro radical" con una franja de entre 400 - 500 casos al día, lo que les ha llevado a implantar "un cortafuegos" sin esperar a medir los efectos del anterior paquete de medidas.

Según ha señalado, esperan que estas nuevas restricciones tengan "un impacto en la contención del virus y en cortar cadenas de transmisión".

La portavoz de EH Bildu ha criticado que se vuelva a aludir a que las medidas buscan anticiparse cuando ya hace un mes "estábamos hablando de una transmisión comunitaria desbocada" y de "una situación que previsiblemente iba a ir agravándose" y ha considerado que "sigue faltando una autocrítica para hacer que las medidas que se adoptan sean eficaces y revertir esta situación".

"Hemos llegado a unas medidas contundentes porque lo anterior no ha funcionado", ha subrayado considerando que "hemos perdido unos meses preciosos para prever una situación que iba a llegar".

En este sentido, ha asegurado que "si pensamos que las restricciones y las sanciones van a hacer que esta situación se revierta estaremos equivocadas", echando en falta "un análisis de los recursos que el Gobierno iba a poner encima de la mesa", ya que cuanto más se invierta en prevención y detección "menos necesidad habrá de tomar medidas restrictivas".